viernes, enero 08, 2016

Recuerdo

Me gustaba besarme con mi mejor amigo. A él le gustaba mi sexo de vellos escasos y delgados. Me decía que odiaba a las mujeres peludas y los calzones grandotes, de vieja, mientras hurgaba en el mio pequeño, suavecito. Yo no sabía casi nada, pero siempre tuve buen gusto para la ropa interior. A mí me encantaban su boca, su cabello largo, sus dedos, su voz grave, su forma lenta de pronunciar las palabras, de decir mi nombre y de gemir de placer, aunque nunca me penetrara.