viernes, octubre 10, 2014

Contigo hasta el fin del mundo

 

Mi abuela es la mejor, a nada le tiene miedo y me acompaña en toditas mis aventuras. Juntos recorremos el universo en busca de justicia y les damos su merecido a los villanos de todas las especies.

__Abu, súbete rápido al tren, que tenemos que huir de unos malos que me quieren llevar a su prisión subacuática.

__¡Vamos! ¿A ver Alfonsito, en qué vagón nos vamos a sentar?.

__Yo manejo Abu y tú vas en el vagón de carga.

__ ¿El rojo?... ¡Mi favorito!, pero ayúdame pues a sentarme con cuidado y no vayas tan tan rápido como la velocidad de la luz, que me puedo caer.

__No te preocupes, solamente iré a velocidad crucero. No te olvides que en mi tren, estás segura.

Alfonsooooo, en diez minutos vas a bañarte ah, no quiero protestas, se escucha a lo lejos la voz de mamá.

__ ¿Qué dice tu madre?

__Abu, de repente los malos la han convencido de que me meta a bañarme a la tina porque seguro que de ahí me van a raptar fácilmente, no vez que me agarrarían calato y avergonzado. O peor, la que me ha llamado ni siquiera es mi mamá, es Lex Lutor que está imitando su voz. No quiere que vayamos al cumpleaños de Superman, ¿Te acuerdas que te conté que nos invitaron?

__Sí pues, verdad. No hay que dejarnos engañar. Entonces vámonos en tren rapidito y cuando pasemos por la isla del tesoro nos bajamos, y ahí creo que tomaríamos un avión para llegar a la fiesta. ¿Dónde era?

__Es aquí, en el planeta Tierra, pero eso sí, en Estados Unidos.

__A ver, fíjate en el mapamundi que te regalé, qué tan lejos estamos.

__Tenemos que ir todo para el norte Abu, ¡Agárrate que voy a arrancar!

 

Alfonsoooo tienes cinco minutosssssss, chilla algo más fuerte la mamá desde la cocina.

__Abu, te ayudo a bajar del tren que tenemos que subir al avión, ¡pronto, pronto!.

__ ¿Crees que podríamos pasar cerca de la luna, Fonchito? Tengo hambre y como dicen que es de queso, de repente podemos ir y agarrar un pedacito.

__Ay Abu por favorrrrr, es avión, no es nave espacial, pues.

__ ¿Y quién dice que tu aeroplano no puede llegar al espacio también? Yo creo que con una gasolina especial con extracto de rocas marcianas que yo tengo, llega.

__ ¿De verdad, Abu?

__¡Claro! A ver, ayúdame a sostener la manguerita para echarle esa gasolina al avión.

__ ¿Cuál, esa que viene con la estación de bomberos?

__Si, esa, esa…shiiiiiiiii…Ya está, vámonos a comer un pedacito de luna y agarramos otro para llevarle a Superman por su santo.

__Pero Abu, un momento, tenemos que ponernos unos cascos especiales para podernos bajar en la luna, porque ahí no hay atmosfera y no vamos a poder respirar.

Se hace un silencio en la habitación. Mientras Alfonso busca un par de cascos interplanetarios en su caótico cajón de juguetes, su abuela parece haber enmudecido. La noche empieza a caer.

__Fonchito, no busques más ¡ya sé!

__ ¿Qué Abu, qué?

__No necesitamos ningún casco si nos cubrimos con polvo mágico invisible.

__ ¿En serio? Pero dónde lo vamos a conseguir.

__Mira por la ventana, ¿puedes ver el sol?

__Sí, está de color naranja, a punto de esconderse.

__Exacto, ahora cierra los ojos, toma aire con fuerza y contenlo hasta contar hasta quince. Yo también lo voy a hacer. No los abras por nada que podríamos quedarnos ciegos, vamos a absorber los polvos mágicos del sol.

Abu y Alonso cierran los ojos y cuentan. Los últimos rayos del sol los iluminan. Al abrirlos, ya ha oscurecido.

__Listo Fonchito, ¡Vamos!

__Vamos Abu, agárrate duro que estamos cruzando la atmósfera y va a ser violento ah, no vayas a querer vomitar… Uno, dos, tres, cuatro, cinco. ¡Yaaaa! Estamos en el espacio, mira los desperdicios que hay flotando, piedras, metales torcidos, ¡miraaaa las botellas de agua vacías que tiran los astronautas!

__¡Que cochinos esos chicos! Deberían tener un buen tacho en su nave y reciclar…¡cuidadooooo, no nos vayamos a chocarrrrrrr!!!!

__No nos estrellaremos, vamos serpenteando Abu, solo un poquito más y llegamos.

__Por fin, acá estamos. A ver, vamos a clavar la bandera del Perú en la luna.

__¡Ya!, saludo de honor, ¡Viva el Perú! Ahora agarra una bolsita y mete el queso. Y dame un pedacito hijo, que me muero de hambre.

__Acá tienes, Abu.

Alfonsooooo, ya pasaron más de cinco minutos, tienes que colgar ese teléfono, ¡Despídeteeeee de tu abuela!. Remata mamá molestísima, parada en la puerta del cuarto con sus cejas arqueadas que parecen una sola.

__Abu, me tengo que ir, baja despacito del avión. ¿Mañana nos vemos, no? ¿Tú crees que podríamos ir hasta tu casa?. Dice bajito Fonchito.

__Claro, mañana venimos a Chiclayo y te enseño la tumba del Señor de Sipán. Te quiero mucho.

__Yo también, Abu. Chau. Y cuelga el auricular.

PS. No puedo poner videos. Sí pueden, entren aquí…Come fly with me…https://www.youtube.com/watch?v=Euci0_BBmNE

No hay comentarios.: