sábado, mayo 25, 2013

Con una melodía en la mente después de ti

Después de un dia sin ti, puedo morir. Y me he levantado con desesperación por verte. Anoche ha sucedido lo que en 4 años y mil horas jamás pasó contigo. Y yo tengo una sonrisa boba en la cara y un entusiasmo insusitado al despertar. Yo que siempre me levanto de malas y necesito media hora mínimo de silencio antes de establecer contacto con la humanidad. Me he levantado ligerita, con ganas de sonreírle al mundo después de haber estado contigo, tan cerca.

Bajo las escaleras hacia el comedor y siento que quisiera deslizarme por la varanda o hacer un pasito a lo Gene Kelly en Singing in the Rain. Totalmente ready for love!. Desayuno?. Ya Ok, mi tecito sin azúcar de siempre nomás, aunque de la pura felicdad creo que hasta un pan con chicharrón y camote me comería. O mejor te como a ti, te desayuno y te ceno y te bebo. Contigo no necesito más alimento, no necesito nada, hasta me pongo a cantar baladas, canciones cursis...te necesito encontrar!.

Todo y nada lo hemos decidido en una noche. Me voy a tatuar tu nombre. Te voy a amar no importa que y hasta el fin del mundo y aún después. Dios, no puedo respirar, ni parar de sonreír y tengo que estar seria, supongo y tengo que organizar la mentira que justificó mi ausencia hasta las 4 am. Y además justificar porque voy a salir tan temprano con destino a mi trabajo. En sábado?. Justificar y justificar, en este mundo en el que somos muñecos movidos por las apariencias. Los disfracez me pesan, por eso me gusta sentirme desnuda contigo y ver a través de tu mirada. Todo se ha escrito anoche... y me perdí la razón!

Salgo volando y dejo el té a medias para encontrarme contigo a unas cuadras de mi casa. Tengo nervios. Cuando llego ya estas ahi y resulta que tienes la misma sonrisa boba y feliz que yo. Quisiera abrazarte, besarte, tocarte todo y nunca soltarte. Pero disimulemos, démonos un beso en la mejilla y finjamos que somos eso, los mejores amigos de siempre. Caminemos rápido, que ya quiero perderme y esconderme contigo. Que caiga el telón!. Amame. Tócame. Piensa en mi.


PS. Tres, la canción que inspira el post.

PS. Singing in the rain.

sábado, mayo 11, 2013

Segundo domingo de Mayo

Cualquier parecido con la realidad, es pura coincidencia...

Ya lo han hecho muchas veces, desde hace casi un año. Secretamente. En una sociedad hipócrita como en la que viven, los amantes tienen que esconderse siempre. Ellos se han guarecido tras puertas cerradas, en casas vacías, en azoteas, en hoteles, en escaleras oscuras, en habitaciones de extraños. Se aman.

Esta noche es diferente de la mayoría porque están fuera de su sucia ciudad. Se sienten libres. Llegan de la elegante fiesta, sonrientes, con una botella de whisky y unos cigarrillos finos como souvenir. Pelean porque él quiere beber y ella no. Se resienten. Dramatizan. Al rato, él la abraza y la besa con ternura. Luego llega la pasión y ambos se rinden una vez más. Se aman.

Esta noche es diferente de las anteriores, porque están fuera de la ciudad, amándose y está ocurriendo un milagro, que en ese momento ellos, perdidos en sus sensaciones, no alcanzan a imaginar. Un milagro, gracias al cual, unos meses después, a ella la llaman por primera vez, mamá.

 

I Love you!

domingo, mayo 05, 2013

Ingratitud

Advertencia: Este  va a ser un post agresivo, intenso, como suelo ser yo y como a casi nadie le gusta.

Mi mamita me decía que cuando uno necesitaba ayuda, había que pedirla, que no sea soberbia, me repetía. Tal vez, esa es una de las lecciones que no aprendí, mas que nada cuando se trata de mis sentimientos. No suelo contarle a nadie como me siento de verdad, si algo me molesta, me atormenta o me sobrepasa. Especialmente, si es algo muy personal.

Contrariamente, debo tener una cara de bien santa huevona, o derrepente será aquel talento mío de poder decir bastante estúpideces juntas, sonreír mucho y aparentar una ligereza de campeonato, que la gente piensa que soy una cojudita con hartísima paciencia para escucharles la vida y encima, tratar de solucionárselas. Ah pues, es que como encima soy creyente, y prendo mis velitas y esas cosas, todos los incrédulos se me arriman porque, pues por si acaso, que alguien pida por ellos no?, a ver si resulta.

Yo no soy la mejor amiga del mundo, es mas, no sé como hacer amigos. Soy torpe, impulsiva y  tímida. Pero también soy buena, generosa y deseo el bien de corazón. La cago bastantes veces, porque tengo un afán de querer mucho, pero no soy muy amorosa ni muy comunicativa. He perdido amigos que consideraba valiosos, de las maneras mas tontas y lo siento mucho. Conozco bastante gente eso si, digamos que tengo bastantes conocidos.

Hoy me siento un poco rabiosa porque siento que varios de mis pocos amigos y los conocidos, con aún mas ahínco, son un poco insensibles. Que yo les parezco paja para cuando me necesitan, pero que a nadie se le ocurre tener la iniciativa de preguntarse como estaré yo. Fuck!, odio a quejadera, pero ya pues, he escuchado a mucha gente quejarse, asi que ahora es mi turno.

Hay tiempo para tomarse las estúpidas fotos de facebook, para comprarse trapos, para tomarse chelas, para irse de viaje, para hablarme de huevadas cuando no hay nada más que hacer, pero de esta lornaza, solo es bueno acordarse cuando se necesita algo, pídele, porque difícil que diga que no. Si la mayoría de gente que no conozco me desiluciona por su idiotez, por su violencia, por su superficialidad, por su incultura y sus ganas de seguir involucionando, los que sí conozco me duelen, me duele su indiferencia, su distancia.

Sí, me estoy quejando!. Y siento que no tengo mucho que perder, porque ya he perdido, hace rato.

O será como dijo mi hermano, que ya soy muy vieja para creerme punk, que ya aburrí con eso.

Hey tu, si tienes un amigo del que no sabes hace un tiempo, llámalo, escríbele un email, hazle saber que piensas en el, que lo aprecias, que estas ahi. Derrepente en ese momento tiene un día, o una semana, un mes horrible, derrepente esta sufriendo, derrepente algo como una enfermedad fea se ha cruzado en su camino. Tu voz o tus letras, le podrían acariciar el alma y tal vez hasta lo hagas sonreír.

Y si es lo opuesto, y tu llamas y no te contestan, buscas y no encuentras, te mando mi solidaridad...por qué no hacemos un grupo?.