martes, enero 29, 2013

La epidemia de la pérdida de memoria

Hay gente que a veces sin conocerte, te cuenta de frente toda su vida en una. Te ha pasado?. A mi una vez una gringa me contó, la primera vez que la invité a mi casa y teníamos la oportunidad de hablar mas de 5 minutos seguidos, de como hacia el amor con hombres diferentes al de su marido, en ese momento presente. Esa fue la última vez que la invité además, porque su otra virtud era no irse nunca y hablar con palabras y expresiones intuyo sexuales que me incomodaban mucho y ni siquiera conozco bien.

Hay otras personas, de las que nunca llegas a saber mucho, o de plano, nada. Gente que nunca quiere hablar  de si misma, que son muy reservados o parecen no tener pasado. Entre ellos, hay otros que parecen no querer recordarlo. Y es acá donde quería llegar.

Hay personas que por decir, como yo, han emigrado a otro pais y todo bien, su vida ahora es diferente. Hoy, unos dólares y esfuerzo mediante, muchos tienen ciertas comodidades, casas bonitas y en general se ven muy bien (de acuerdo a la escala Facebook, siempre regios y con muchos pulgares arriba). Pero he notado que varios de ellos han perdido la memoria,  respecto sobretodo, al lugar de donde venían, de que hacían, de quienes eran antes de. He escuchado algunos que prefieren ser confundidos con personas de otra nacionalidad, me han dicho que paresco italiana, o hindú o que paso como española (!?) me han contado con un tonito orgulloso. Parece que no quisieran recordar que vinieron no se, del Rímac (pongo como ejemplo mi barrio) y mucho más regio suena decir que vivían en Miraflores, no?. O en La Molina (ecológica, con hartas áreas verdes). O mejor aún, ignorar completamente su pasado porque no es tan bonito, mas bien tiene callecitas medias polvorientas y sin tanto verdor, especialmente en la era de las fotos lindas con celular.

Hay otras personas parecen no sólo haber perdido la memoria sino también haber ganado verguenza de su pasado y les salen ronchas si se los quieres recordar. Esos que nunca se acuerdan de haber bailado el meneito o cantado con Parchis, de haber comido tallarines verdes en vez de spaguetti al pesto o hamburguesa de carretilla, que tampoco guerrearon pasaje universitario en el micro o se pararon a leer periódico gratis en el paradero. Ellos desde que nacieron seguramente escucharon Pink Floyd, leyeron a Borges y puras revistas culturales, hablaron bonito y nunca se juntaron con la chusma que no lo hacía. Ellos siempre han comido suchi (o makis?), viajado en sus autos y veraneado en el sur. Jamás fueron a La Herradura en 'busing" y seguramente su mamá nunca los mandó con canchita al cine. De hecho jamás heredaron ropa ni les pusieron parches a las rodillas de sus jeans gastados. Y por supuesto, nunca perderán la oportunidad de recordarte que son mejores, colocando en su Facebook puras cosas muy culturosas, lindas fotos y cesudos comentarios. Y de paso, siempre tendrán su dedito levantado para señalar tus atroces "pacharacadas".

Sí, hay una epidemia de pérdida de la memoria. Creo que tal vez les haría bien el "ceregen". No, uy de Ferrando menos se van a acordar, porque tampoco se acuerdan ni que edad tienen.

4 comentarios:

Hipocampo dijo...

Hola Carlita,te acuerdas de mi?
A mí también me ha pasado,un día que tomé un taxi,y parece que le caí muy bien al chofer,o estaba yo en el momento y el lugar indicados,pues me contó toda su vida amorosa en una,sin siquiera conocerme(y era bastante delicada su historia) Y he intentado hacerlo también,con poca suerte,pues si bien sé escuchar muy bien,soy parco para hablar de mí.
Pero mi memoria es muy buena,sobretodo de las luchas que tuve que hacer,como levantarme a las 6 am. para correr a tomar el bus de la universidad(la Pedro),que salía bien tempranito de Chiclayo a Lambayeque y era GRATIS;o pasar algunos días a sólo agua,sin pan,en lima,en los tiempos donde no tenía trabajo,y era mas pobre que ahora. Tampoco puedo olvidar que,a pesar de ser hombre,me gustó ver alguna vez Candy,o que me emocionó alguna película hasta las lagrimas,o que el mundo se detenía por muchas horas,cuando me metía en un libro,con el consiguiente desbarajuste que ello ocasionaba en mi vida real. Tampoco puedo olvidar mi Chiclayo natal,donde se quedaron mis amigos(los verdaderos),de calles pequeñas y acogedoras,y gente que te saluda aunque no te conozcan. Lamentable que la gente olvide y niegue su pasado,pues están negándose a ellos mismos. O que lo maquillen,para obtener un presente perfecto. No somos lo que la vida nos dio,sino lo que hemos sido capaces de quitarle a la vida,y debemos estar orgullosos de ambas cosas. Puedes editar mi comentario,que es larguísimo,para variar,y es una vez al año. Un abrazo y cuídate mucho.

Carla dijo...

Editar tu comentario? Jamas! Si esta buenisimo!. Me encant'o leerte Hipocampo, sobretodo que encuentro varias frases para rescatar, como por ejemplo, aquella de que lso mejores y verdaderos amigos son los que estan en el terruño, yo tambien siento lo mismo!, pero me quedo con tu pensamiento de que no somos lo que la vida nos dio, sino lo HEMSO SIDO CAPACES DE QUITARLE A LA VIDA...que maravilla de frase, me ha encatado!...por cierto...comiste torrejitas de choclo en la playa de Pimentel?

Julyhv dijo...

Hola Carla, te escribe July Huaman, tu post nos llevo a una platica interesante a mi esposo y a mi, nosotros al igual que tu hemos migrado a Usa ya hace mas de una década y aun seguimos encontando que todo el mundo que llega por aquí resulta que vivio en Miraflores, que veraneaba en el sur y no se que cuanta cosa. Peor aun no dicen que son de provincia, yo no se por que algunos son tan acomplejados y crean una persona que nunca fueron y olvidan de donde vienen. Lo bueno es que aquí en realidad muchos al estar lejos de la patria valoramos mas nuestro origen y eso si es positivo. Lindo tu post aunque agarre bastante carne jaja

Carla dijo...

July, gracias por pasar por el blog y que maravilla que esto haya servido para una platica interesante! Confiezo que pense dos veces antes de publicar esta entrada que tenia desde hace algun tiempo escrita, ya que como dices, iba a agarrar ciertas carnes, y hasta la mia, porque me acorde que yo misma les digo a mis hijos que el tallarin verde se llama spaguetti al pesto jajajajaja. Hay gente que tampoco ha salido nunca de Lima pero tambien sufre de perdida de memoria atroz, debo decir, jajajajaja. Al final, creo que lo que vale es ser autenticos. Lastima que algunos no puedan sentirse confortables ni con lo que fueron, ni con lo que han fabricado, porque no es real. (Espero tus post tambien, colega!)