martes, enero 29, 2013

La epidemia de la pérdida de memoria

Hay gente que a veces sin conocerte, te cuenta de frente toda su vida en una. Te ha pasado?. A mi una vez una gringa me contó, la primera vez que la invité a mi casa y teníamos la oportunidad de hablar mas de 5 minutos seguidos, de como hacia el amor con hombres diferentes al de su marido, en ese momento presente. Esa fue la última vez que la invité además, porque su otra virtud era no irse nunca y hablar con palabras y expresiones intuyo sexuales que me incomodaban mucho y ni siquiera conozco bien.

Hay otras personas, de las que nunca llegas a saber mucho, o de plano, nada. Gente que nunca quiere hablar  de si misma, que son muy reservados o parecen no tener pasado. Entre ellos, hay otros que parecen no querer recordarlo. Y es acá donde quería llegar.

Hay personas que por decir, como yo, han emigrado a otro pais y todo bien, su vida ahora es diferente. Hoy, unos dólares y esfuerzo mediante, muchos tienen ciertas comodidades, casas bonitas y en general se ven muy bien (de acuerdo a la escala Facebook, siempre regios y con muchos pulgares arriba). Pero he notado que varios de ellos han perdido la memoria,  respecto sobretodo, al lugar de donde venían, de que hacían, de quienes eran antes de. He escuchado algunos que prefieren ser confundidos con personas de otra nacionalidad, me han dicho que paresco italiana, o hindú o que paso como española (!?) me han contado con un tonito orgulloso. Parece que no quisieran recordar que vinieron no se, del Rímac (pongo como ejemplo mi barrio) y mucho más regio suena decir que vivían en Miraflores, no?. O en La Molina (ecológica, con hartas áreas verdes). O mejor aún, ignorar completamente su pasado porque no es tan bonito, mas bien tiene callecitas medias polvorientas y sin tanto verdor, especialmente en la era de las fotos lindas con celular.

Hay otras personas parecen no sólo haber perdido la memoria sino también haber ganado verguenza de su pasado y les salen ronchas si se los quieres recordar. Esos que nunca se acuerdan de haber bailado el meneito o cantado con Parchis, de haber comido tallarines verdes en vez de spaguetti al pesto o hamburguesa de carretilla, que tampoco guerrearon pasaje universitario en el micro o se pararon a leer periódico gratis en el paradero. Ellos desde que nacieron seguramente escucharon Pink Floyd, leyeron a Borges y puras revistas culturales, hablaron bonito y nunca se juntaron con la chusma que no lo hacía. Ellos siempre han comido suchi (o makis?), viajado en sus autos y veraneado en el sur. Jamás fueron a La Herradura en 'busing" y seguramente su mamá nunca los mandó con canchita al cine. De hecho jamás heredaron ropa ni les pusieron parches a las rodillas de sus jeans gastados. Y por supuesto, nunca perderán la oportunidad de recordarte que son mejores, colocando en su Facebook puras cosas muy culturosas, lindas fotos y cesudos comentarios. Y de paso, siempre tendrán su dedito levantado para señalar tus atroces "pacharacadas".

Sí, hay una epidemia de pérdida de la memoria. Creo que tal vez les haría bien el "ceregen". No, uy de Ferrando menos se van a acordar, porque tampoco se acuerdan ni que edad tienen.

viernes, enero 11, 2013

Desde la acera de enfrente (Cuento)

Te puedo ver al otro lado de la calle. La avenida es grande y de doble vía. Es sábado, es invierno, mas o menos son las 2 de la tarde. Hay mucho tráfico, bastante ruido, estamos en el centro de la ciudad, que es gris, que es sucia, que está llena de gente. Sin embargo, te veo claramente al otro lado de la calle. Te veo queriendo sonreir, y yo tratando de estar seria porque estoy molesta contigo y encima estás tarde. Se supone que estoy molesta contigo, como sólo se molesta uno con alguien al que quiere mucho, por alguna razón tonta, o no tanto, pero que rápidamente se olvida. Sobretodo cuando ese uno, puede mirar al otro, del otro lado de la calle y sentir que el mundo alrededor se detiene.

Tengo el impulso de correr hacia ti, pero claro, hay muchos carros yendo y viniendo, por mas punkie que sea, no puedo. Y tampoco es que te la voy a poner asi de fácil. Es mas divertido observarte en desesperación porque llegué la luz roja para que te deje venir hacia mi. Si uno de los choros de alrededor quisiera llevarse mi cartera, este sería el momento perfecto, porque a lo único que presto atención es a tu sonrisa de niño, a tu apuro, a tus ganas de llegar a mi que puedo oler. No se porque te quiero tanto. Luz Roja. Cruzas y no dejamos de mirarnos. Te quiero tanto que llegas y los dos sonreímos, no hay más pelea, nos abrazámos y el mundo es un lugar perfecto aún en medio de la caótica y violenta ciudad.

No se por que te quiero tanto que me olvido del tráfico, de la suciedad, del ruido, de los choros, del dia, año u hora en la que estoy. De tus borracheras que terminan en palabras que me hieren, en miradas que me hieren, en silencios que me hieren. De tus mentiras. De tu manera equivocada de pelear por mi, que no entiendo. Te quiero tanto aún cuando ya no estas aquí, cuando nos separa mucho mas que una avenida de doble vía. Pero todavía insisto, de cuando en cuando, en ponerle pausa a todo y casi te puedo ver sonriendo del otro lado, desde donde quiera que estés. Y se me olvida todo y todo es perfecto nuevamente. Como cuando tantas veces nos reímos mirandonos a los ojos de algo que sólo nosotros entendíamos, como cuando nos escondíamos para hacer el amor, como cuando escribo y escribo y escribo solamente pensando en ti, como cuando te enseñaba mis cuentos y te gustaban, te emocionaban. Como cuando me besabas, como cuando me decías te quiero y yo pensaba que era para siempre. Me gusta pensar que quieres correr hacia mi, aún. Y todavía puedo ver tu sonrisa.

&&&&&&&&&&&&&&&&&&

Close my eyes
Feel me now
I don't know maybe you could not love me now…

Sometimes, my bloody valetine.

viernes, enero 04, 2013

APUNTES VARIOS PARA EMPEZAR EL AÑO

Y bueno cumplí 36. Por algunos años, mi edad era un número impreciso. No era ni siquiera que yo decidiera bajarme la edad a alguna cifra determinada de mi predilección, simplemente sucedía que las personas que me rodeaban solían repetirme que jovencita lucía yo siempre y yo nunca hacía nada para aclararles que no lo era tanto. Este año, sin embargo, me di cuenta que han pasado 36 años desde que llegue a este mundo y siento que se han ido volando. No me siento particularme vieja, ni particularmente joven, me siento sólo yo, un ser humano, y he descubierto cosas muy interesantes de mi y mi relación con el mundo, últimamente. Me he dado cuenta que me gusto a mi misma casi siempre cuando me miro al espejo, (porque en las fotos salgo fatal y eso no ha cambiado desde que soy una adolescente) que aunque me paresco mucho a la chiquilla de mirada seria de mi foto del viaje de prom, definitivamente algo han hecho los años, porque ahora me siento mas interesante y mejor cuidada. A pesar de que tengo cada dia las ojeras mas marcadas y que debo luchar contra la rojez y los granitos de mi rosácea, que a veces parece molestarle mucho mas a los demás que a mi, y contra la sequedad de mi piel, debido al clima de esta ciudad donde vivo y me imagino que también  al paso del tiempo. Que bueno que tengo 36 y me siento paja!

&&&&&&&&&&&&&&&

No sé cuando me convertí en el semi Grinch de las fiestas de fin de año. Y digo semi porque aún me encanta decorar mi casa con todo tipo de figuras y figuritas navideñas, arbolito, luces, nacimiento, gringadas y peruanadas mil alusivas a la fecha, pero por algún motivo este año, perdí el poco consumismo que quedaba en mi y literalmente aborrecí comprar regalitos para los demás y para mi. El bombardeo de publicidad, ofertas y gente comprando desesperadamente, causó que lejos de sucumbir a las técnicas de marketeo de productos o al simplemente "contagiarme del espiritu de las fiestas", sucediera exactamente lo contrario y me preguntara en voz baja y en voz alta, por qué celebramos a Jesús comprando tanto, si El era un ser muy humilde. Además, pasaron cosas muy fuertes y violentas en el país que me hicieron confirmar una vez más, que el mejor regalo es estar con los que uno ama, todos a salvo y tranquilos. Y no, no es que yo nunca me compre cosas o que haya donado todos mis  bienes a la caridad, es sólo que creo que hay otras cosas mas importantes. Piriot. Ah bueno, también que hacer la cena tradicional con su pavo y todos su recutecus yo solita me estresa cada año mas que el anterior y llego al 25 rendida.

&&&&&&&&&&&&&&&&

Nunca he hecho metas o propósitos de año nuevo. Peor aún en estos últimos años dado todo lo que nos pasó a mi y mi pequeña familia, la meta era simplemente sobrevivir un dia detrás de otro. Piriot sobre ese tema. Pero entonces como no hago metas ni propósitos especiales en esta época del año, excepto cuando me copio de alguien, sólo quiero decir que quiero ser feliz como cada dia, estar cerca de los que amo, aprender todo lo que pueda y escribir. Esto si debería ser un próposito, porque estar sin escribir mucho tiempo me hace mal.

&&&&&&&&&&&&&&&&

Escribí 19 posts el año pasado. Está dentro del promedio que hago cada año desde que decidí que tengo que escribir si o si. Nunca he sido buena en matemáticas pero vamos a decir que este dato significa que escribo mas o menos un post y medio al mes. Me gustaría escribir mas seguido...Vamos, si se puede!

Bienvenido 2013!

&&&&&&&&&&&&&&&&

Little darling, it's been a long cold lonely winter
Little darling, it feels like years since it's been here
Here comes the sun
Here comes the sun, and I say
It's all right…