jueves, octubre 17, 2013

Viernes

Esta noche podría ser nuestra primera vez y en mi vida he sentido tantas ganas de ser tan atrevida como ahora. Llevamos casi dos meses besándonos con la desesperación y la lujuria propia de las parejas nuevas que se empiezan a amar. Ya casi no queda lugar donde no nos hayamos tocado, aunque jamás nos hayamos desnudado. Cuando siento tu olor, me transporto a otro planeta; felíz, cálido y quiero quedarme a vivir en él.

jueves, octubre 10, 2013

Un poquito cansada... y otros "dots" liberadores.

¿Por qué tenemos que justificarnos?. Últimamente me hago mucho esa pregunta, quisiera saber de donde viene esa necesidad de querer que los demás nos perciban de cierta manera, de querer moderarnos, silenciarnos, azucararnos y hasta censurarnos, para lograr la aceptación o aprobación de los demás. Y lo peor es que por lo menos, en mi caso, uno no termina ni sintiendo esa aceptación externa, ni apreciándose completamente a si mismo…

viernes, septiembre 13, 2013

Pictures of you

Desperté.
Sentí desprecio por ti, después de soñarte tanto.
Se me humedecieron los ojos, mas no lloré.

Tan idiota. 
Tan patética.

...

Va saliendo el sol tímido de otoño y decido levantarme.

La ducha, el cepillo de dientes, el espejo,
mi cuerpo desnudo,
el viernes en el calendario...

Y de pronto,
ya no te desprecio tanto.
(nunca puedo por mucho rato,
además,
sería darte mucha importancia.
Porque ya no existes, ¿Verdad?)

Pero gracias,
las historias sin drama, son aburridas...

 

sábado, agosto 17, 2013

¿Quién soy yo ahora?

Nunca antes me había mirado al espejo con tanta frecuencia como por estos días. Tomo aire y respiro porque voy a escupir. Es obvio que los años han pasado, pero no es que me busque precisamente las arrugas o los defectos para sufrir, me busco necesidades. Busco la cana en el cabello para poderla cubrir, con el mejor de los tintes, según mi esmerada investigación, pero que pensándolo bien, haciéndolo sola no queda perfecto, mejor a la peluquería. Palpo si se siente aún sedoso, sino, deberé aplicar aquel shampoo nada barato, pero que claro que puedo pagar, para que recupere el brillo y la suavidad. Nunca me he pasado peines, pero a veces pienso si debería, o si debería usar mas seguido la planchita estiradora. Mis ojeras, cada vez están más notorias, tengo que comprarme la cremita que tanto me han recomendado, que encima tengo que pedir online, pero no importa. Mis manos, mis codos, mis pies, necesito mi crema super hidratante y muy especial y por supuesto no olvidarme de aplicarla.

No debo comer mucha carne de vaca porque es malo, no quiero comer huevos que no sean cage free porque me dan pena las gallinas que sufren hacinadas. Que diablos me llevo a la boca en este país!. Dicen que todo tiene aditivos, preservativos y venenos varios. Pienso mucho en el tema. Luego me siento tan idiota!.

Me debato entre empezar a comprar ropa mas formal que me haga ser mas fina o seguir con el estilo medio desordenado de siempre. ¿Qué es es mas fina?. Veo a las regias mamás de los coles de mis hijos y me siento enana y tonta con mi moño despeinado o mi cartera de tachitas y la volteo para que no se vea. Hago estupideces tan grandes como tomarme fotos yo misma con mi celular para asegurarme de que tan mal no se me vea. Me miro, me miro, me miro y me vuelvo a mirar, parece ser tan importante!.

¿Estoy envejeciendo, o el materialismo me esta empujando a hacerlo a la mala y que no queden dudas, para luego ayudarme a remediarlo?.¿ Podré comprar tambien un elixir para ser la fresca chica de corazón alegre y bolsillos ligeros de hace 10 años?. Quien soy yo ahora?.

*****************

Mejor escucho un poco de música genial…ya que lo bueno es que  también estoy bien Pink Floyd por estos días…

sábado, agosto 10, 2013

Memorias

Mi hogar. Mi casa. Las plomizas. Las hojas cubiertas de garúa, preferentemente de mañana. El pavo navideño en el horno, fragante. El queque de chocolate con fudge, la maravilla. La cera roja que mancha rodillas. La puerta con cantol. El timbre de la sala, chillón. El tráfico. El cuatro ochenta y uno. La reja que se abre (sólo) pasando la mano por debajo. Mis vecinos. Los cohetes de Año Nuevo. La vaca loca que asusta. Mi cama segura, mía. La ventana con rejas blancas. El cielo gris. El espejo que refleja mi cuerpo entero mutando. Tus ojos mirándome llegar después de clases. Tu casa cruzando la avenida y el parque. Corriendo. Tu a mi, yo a ti. La ventana entreabierta que expulsa el humo de cigarro. Las miradas indiscretas de los curiosos. Las luces de neón de la avenida, dolorosas a la vista. El ahogo que acaba al entrar por el pequeño pasaje. Volver.

¿También vuelves de vez en cuando?.

 

Y estaba en llamas cuando me acosté…

jueves, julio 25, 2013

Declaración de amor

Nunca comprendí por qué venías a buscarme tan tarde.

Conociendo tu casa grande, de techos altos, tu cama amplia, imagino que era tal vez porque en las tardes, cuando el sol empieza a caer y el dia a refrescar, tal vez te quedabas dormido en una siesta larga y feliz. Luego, como al dar las 9 de la noche, despertabas y buscabas algo de comer. Tal vez tus galletas de agua. Al terminar con ellas, empezabas a alistarte, a ponerte las botas o las converse, a tratar de domar tu cabello largo, ondeado, derrepente con un poco de agua. Te afeitarías la barba media roja y te mirarías al espejo, convencido de que te vez como quieres verte. Y de ahí, a caminar media hora hasta mi casa.

Llegas a buscarme tarde y es casi una tarea burocrática llegar a mi. Tocar el timbre, cruzar los dedos para que ninguna de mis tías te abra. Y te interrogue, y tal vez, quiera inventar que  no estoy porque no debería verte a horas inadecuadas. No debería verte nunca. Pero tienes paciencia, porque aún cuando quieran botarte y hasta lo logren, regresas. Siempre vuelves.

Si hay suerte y aún estoy alerta, apenas suene la puerta, correré a mirarte por la ventana y gritaré que, ya voy, no se preocupen, y bajaré volando a tu encuentro. Si es tan tarde que ya empezó a darme sueño, probablemente no me entere que llegaste y me quedaré extranándote en mis sueños, imaginando historias contigo que no quiero contarle a nadie. Que nunca voy a decir.

Nunca te he mencionado que me molesta que llegues tarde. Se me olvida, porque siempre me traes una pequeña sorpresa felíz. Una revista con artículos tontos para reirnos, un libro interesante, un pisco, un cassette de una banda que nunca he escuchado. Te gusta compartir tus cosas conmigo, y a mi me gusta también. Me haces sentir especial. A veces, me hablas despacito y muy cerca. Creo que sabes que eso me tranquiliza. Me hablas despacito después de besarme. Siempre nos besamos en secreto.

Hoy me has traído un libro que habla sobre el horóscopo chino. A los dos nos encanta tratar de adivinar que nos deparará el futuro e intentar decifrar el por qué de que uno sea como es. Analizamos a los demás también. A mi chico, a tu ex. Hemos descubierto que ambos somos dragones y nos sentimos como las estrellas del circo. Nos reímos juntos del mundo entero.

Nuestros besos siempre son medios torpes, apurados. Nunca hemos hecho nada mas que besarnos. Nunca te lo he dicho, pero yo me siento muy pequeña a tu lado, un poco indefensa. Estamos abrazados después de un beso que casi nos ha quitado la respiración y de pronto siento tu mano entre mis piernas. Por primera vez. Tus manos son grandes, fuertes, un poco ásperas. Estoy asustada, pero no te digo nada. No te temo a ti, me temo a mi misma. No me había dado cuenta que te deseo. Y que quiero seguir. Y que te quedes siempre.

Pero mi tía me llama a gritos y tengo que reaccionar y despedirme.

Te extraño. Ven de una vez, que ya se está haciendo tarde.

sábado, mayo 25, 2013

Con una melodía en la mente después de ti

Después de un dia sin ti, puedo morir. Y me he levantado con desesperación por verte. Anoche ha sucedido lo que en 4 años y mil horas jamás pasó contigo. Y yo tengo una sonrisa boba en la cara y un entusiasmo insusitado al despertar. Yo que siempre me levanto de malas y necesito media hora mínimo de silencio antes de establecer contacto con la humanidad. Me he levantado ligerita, con ganas de sonreírle al mundo después de haber estado contigo, tan cerca.

Bajo las escaleras hacia el comedor y siento que quisiera deslizarme por la varanda o hacer un pasito a lo Gene Kelly en Singing in the Rain. Totalmente ready for love!. Desayuno?. Ya Ok, mi tecito sin azúcar de siempre nomás, aunque de la pura felicdad creo que hasta un pan con chicharrón y camote me comería. O mejor te como a ti, te desayuno y te ceno y te bebo. Contigo no necesito más alimento, no necesito nada, hasta me pongo a cantar baladas, canciones cursis...te necesito encontrar!.

Todo y nada lo hemos decidido en una noche. Me voy a tatuar tu nombre. Te voy a amar no importa que y hasta el fin del mundo y aún después. Dios, no puedo respirar, ni parar de sonreír y tengo que estar seria, supongo y tengo que organizar la mentira que justificó mi ausencia hasta las 4 am. Y además justificar porque voy a salir tan temprano con destino a mi trabajo. En sábado?. Justificar y justificar, en este mundo en el que somos muñecos movidos por las apariencias. Los disfracez me pesan, por eso me gusta sentirme desnuda contigo y ver a través de tu mirada. Todo se ha escrito anoche... y me perdí la razón!

Salgo volando y dejo el té a medias para encontrarme contigo a unas cuadras de mi casa. Tengo nervios. Cuando llego ya estas ahi y resulta que tienes la misma sonrisa boba y feliz que yo. Quisiera abrazarte, besarte, tocarte todo y nunca soltarte. Pero disimulemos, démonos un beso en la mejilla y finjamos que somos eso, los mejores amigos de siempre. Caminemos rápido, que ya quiero perderme y esconderme contigo. Que caiga el telón!. Amame. Tócame. Piensa en mi.


PS. Tres, la canción que inspira el post.

PS. Singing in the rain.

sábado, mayo 11, 2013

Segundo domingo de Mayo

Cualquier parecido con la realidad, es pura coincidencia...

Ya lo han hecho muchas veces, desde hace casi un año. Secretamente. En una sociedad hipócrita como en la que viven, los amantes tienen que esconderse siempre. Ellos se han guarecido tras puertas cerradas, en casas vacías, en azoteas, en hoteles, en escaleras oscuras, en habitaciones de extraños. Se aman.

Esta noche es diferente de la mayoría porque están fuera de su sucia ciudad. Se sienten libres. Llegan de la elegante fiesta, sonrientes, con una botella de whisky y unos cigarrillos finos como souvenir. Pelean porque él quiere beber y ella no. Se resienten. Dramatizan. Al rato, él la abraza y la besa con ternura. Luego llega la pasión y ambos se rinden una vez más. Se aman.

Esta noche es diferente de las anteriores, porque están fuera de la ciudad, amándose y está ocurriendo un milagro, que en ese momento ellos, perdidos en sus sensaciones, no alcanzan a imaginar. Un milagro, gracias al cual, unos meses después, a ella la llaman por primera vez, mamá.

 

I Love you!

domingo, mayo 05, 2013

Ingratitud

Advertencia: Este  va a ser un post agresivo, intenso, como suelo ser yo y como a casi nadie le gusta.

Mi mamita me decía que cuando uno necesitaba ayuda, había que pedirla, que no sea soberbia, me repetía. Tal vez, esa es una de las lecciones que no aprendí, mas que nada cuando se trata de mis sentimientos. No suelo contarle a nadie como me siento de verdad, si algo me molesta, me atormenta o me sobrepasa. Especialmente, si es algo muy personal.

Contrariamente, debo tener una cara de bien santa huevona, o derrepente será aquel talento mío de poder decir bastante estúpideces juntas, sonreír mucho y aparentar una ligereza de campeonato, que la gente piensa que soy una cojudita con hartísima paciencia para escucharles la vida y encima, tratar de solucionárselas. Ah pues, es que como encima soy creyente, y prendo mis velitas y esas cosas, todos los incrédulos se me arriman porque, pues por si acaso, que alguien pida por ellos no?, a ver si resulta.

Yo no soy la mejor amiga del mundo, es mas, no sé como hacer amigos. Soy torpe, impulsiva y  tímida. Pero también soy buena, generosa y deseo el bien de corazón. La cago bastantes veces, porque tengo un afán de querer mucho, pero no soy muy amorosa ni muy comunicativa. He perdido amigos que consideraba valiosos, de las maneras mas tontas y lo siento mucho. Conozco bastante gente eso si, digamos que tengo bastantes conocidos.

Hoy me siento un poco rabiosa porque siento que varios de mis pocos amigos y los conocidos, con aún mas ahínco, son un poco insensibles. Que yo les parezco paja para cuando me necesitan, pero que a nadie se le ocurre tener la iniciativa de preguntarse como estaré yo. Fuck!, odio a quejadera, pero ya pues, he escuchado a mucha gente quejarse, asi que ahora es mi turno.

Hay tiempo para tomarse las estúpidas fotos de facebook, para comprarse trapos, para tomarse chelas, para irse de viaje, para hablarme de huevadas cuando no hay nada más que hacer, pero de esta lornaza, solo es bueno acordarse cuando se necesita algo, pídele, porque difícil que diga que no. Si la mayoría de gente que no conozco me desiluciona por su idiotez, por su violencia, por su superficialidad, por su incultura y sus ganas de seguir involucionando, los que sí conozco me duelen, me duele su indiferencia, su distancia.

Sí, me estoy quejando!. Y siento que no tengo mucho que perder, porque ya he perdido, hace rato.

O será como dijo mi hermano, que ya soy muy vieja para creerme punk, que ya aburrí con eso.

Hey tu, si tienes un amigo del que no sabes hace un tiempo, llámalo, escríbele un email, hazle saber que piensas en el, que lo aprecias, que estas ahi. Derrepente en ese momento tiene un día, o una semana, un mes horrible, derrepente esta sufriendo, derrepente algo como una enfermedad fea se ha cruzado en su camino. Tu voz o tus letras, le podrían acariciar el alma y tal vez hasta lo hagas sonreír.

Y si es lo opuesto, y tu llamas y no te contestan, buscas y no encuentras, te mando mi solidaridad...por qué no hacemos un grupo?.

miércoles, abril 17, 2013

Pequeño voto de silencio

Me cansé de verdad, y no es floro. Tengo hasta dolor de corazón y propósito de enmienda. No quiero perder mas el tiempo en las redes sociales. He decido empezar a desconectarme de ellas.

Estoy cansada de Facebook y las fotos de niños enfermos, desfigurados, con tumores gigantes y hasta no natos sufriendo. De perritos o gatitos abusados, de historias de moral de la "vida real" que nunca han sucedido, de chistes baratos que no me dan risa, de opiniones insultantes, de comentarios vacíos y de exhibicionismo. De textos mal escritos, comentarios mal intencionados. Harta!. Y molesta conmigo misma por haber participado de esta feria durante tanto tanto tiempo, habiéndole quitado tiempo a mis hijos,  a la gente que estimo y principalmente a mi misma, a mi creatividad, a mis escritos, mis manualidades, mis lecturas, mis reflexiones, mis fotos y todas esas cosas o actividades no obligatorias, que me hacen más humana y más feliz.

No estoy segura cuales son los mecanismos de la mente humana y el por qué podemos volvernos adictos a la tecnología social. En mi caso, sé que empecé a frecuentar Facebook porque era para mi, la oportunidad perfecta para estar en contacto con las personas que físicamente no puedo ver porque estoy fuera de mi país. Me sentía mejor y cerca.

Luego, descubrí que en mi nuevo país de residencia tengo la oportunidad de hacer muchas cosas que me fascinan y antes no podía, y descubrí lo valioso de mis momentos de soledad. Y lo loco,  pero divertido, de los dias agitados. La satisfacción de hacer las cosas por mi misma. Me adapté a mi nueva vida. Pero en vez de ir dejando poco a poco el contacto con Facebook, seguí y seguí. En parte, también porque algunas personas me requerían para conversar, pedir consejos, contar cosas, porque yo también senía ganas de contar ciertas cosas, porque por algún morboso mecanismo, resulta interesante mirar las fotos de los demás y saber un poco de sus vidas.

Y en un punto empecé a sentir fastidio. Primero, como soy humana y tiendo a mirar la paja en el ojo ajeno, fue hacia los demás. Ya no eran fotos de viajes o de celebraciones especiales o momentos destacados las que colocaban. Me empezó a molestar la gente que tomaba fotos de lo que comía, pero no una, sino una y otra y otra vez, de los carros que manejaba, de las casas que se compraba, de de carteras, de zapatos y todo tipo de objetos que para alguien pueden significar, tal vez status...o felicidad?. Los albúmes sin editar con el 80% de fotos mal tomadas o con la misma pose. Las fotos borrosas del celular. Y los pedidos de viste mi foto?, ponle me gusta pues, o coméntame amiga. O que tal el chisme cibernético, viste la foto que puso fulanita, que huachafa, y se jura linda no?. Y si, ah, yo confiezo haber participado de esos rajes.

Luego venía el famoso chat y la gente que te habla y te pregunta como estás, aunque en verdad no le importa, porque ni siquiera empiezas a responder y se chantan con su rollo de la vida, sin pausa y a todo color. Cuando yo llamo a alguien por teléfono, si no es una emergencia, generalmente le pregunto, estás ocupado?, puedes hablar?. Por que creo que uno puede estar ocupado. Esperaría lo mismo de alguien que me habla en un chat, Hola, que tal Carla?, Como estas?, Tienes tiempo para conversar?, y esperar mis respuestas...o algo por el estilo.

Y que tal cuando te pasan la voz y empiezan a escribir lo que para mi equivale a un grito o exclamación cibernética, llamándote compulsivamente cuando no contestas?. Carlaaaaaa, Carlaaaaa, estás ahiiii???. Y los resentidos, Carlaaaaaa, te hablo y te hablo y no me contestassss, ya no te acuerdas de los pobres!!!. Es decir, una vez, jajaja, que gracioso, pero siempre, ya pues!. Ah! y como olvidar aquellos a los que les contestas, porque genuinamente quieres saber como están, sobretodo despúes de que te han estado acosando, digamos en varias oportunidades, y tecleas Cuéntame, tu como estás? Y nunca jamás te reponden!...Y la semana siguiente, Carlaaaaaa, estás ahi???.

Gente,no crean que no tenía que hacer y que vivía solo en Facebook. Lo curioso es que muchas veces me dedicaba a leer, comentar, a contestar el Facebook mientras, cocinaba, mientras limpiaba, mientras pagaba cuentas, mientras escribía un email, me alistaba ...hasta mientras hablaba por teléfono, majadera!!! Y de pronto me descubría a mi misma con las manos temblorosas y corriendo de la laptop a la cocina, de la laptop a la lavandería, etc, nerviosa contestando a 3 personas a la vez!!!

Por qué me estaba haciendo eso a mi misma?.

Luego venían los comentarios que realmente me fastidiaban, de personas que yo pensaba que al menos tenían sentido comun: Los gringos son todos unos sicópatas. Yo apoyo la tenencia de armas no matter what. El Peru es mejor. Tu ya no conoces nada. Los hispanos son ignorantes. Ser ama de casa es un insulto para una mujer inteligente. Tu eras pastrula, no jodas!. Etc. etc. etc...

El punto culminante han sido estas especies de imágenes con frases célebres que parecen ser la última moda. Se llaman memes?. Si entras al Facebook regularmente, sabes de lo que estoy hablando. El otro dia vi algo que me impactó por su idiotez. Trataré de describirlo. La ilustración tenía el concepto del antes y después. La primera foto de "antes" era de una muchacha jovencita, guapa, con un vestido pegado, bailando. Y el "despues" era la misma mujer, unos años mayor, con un niño en un brazo y una escoba en el otro, toda desaliñada. La segunda foto de "antes" era de una chica joven también, entre libros, y el después, era ella misma, tomando un baño en un jacuzzi, contemplando un lindo paisaje. Las palanbras exactas que había no las recuerdo, pero la moraleja era mas o menos asi, anda a fiestas de joven y tu castigo será tener hijos y limpiar tu jato. Estudia mucho y te meteras a ricos jacuzzis. Asi que ser mamá y limpiar tu jato es castigo y es humillante, manya!. Y además no puedes meterte a jacuzzis, que es a lo que aspira toda mujer que ha estudiado mucho, caray!.

Y ahora voy a ser completamente narciza, sólo porque vengo bien achorada y a contarles que soy ama de casa sin ayudas y si tengo días de locos, en que un hijo lllora, el perro quiere salir, el otro hijo se burla, la casa es una cochinada, el medidor de tiempo de mi horno suena para que saque el pollo  o se quema, yo me hago la pichi y bailo con mis piernas juntitas, mientras mi celular suena con mi esposo, que tiene que decirme la cosa mas importante del mundo y al no contestar insiste e insiste, ahora al teléfono de la casa, porque no contesto el otro...y puede por ahi que si miramos mi pantalla, me hablan en Facebook!!!  Si, todo a la vez. Y no pues, no es lindo. Pero sepan que estudie una profesión, que leo bastante por placer, para aprender, y libritos con hojas, que me meto a mi tina deli cada vez que puedo y que hace un par de dias, mi esposo me sorprendio con una joya escocesa hecha a mano, que cruzo el charco para llegar a mi, con el motivo de que simplemente piensa que soy una buena madre y que me he esforzado superlativamente, para ayudar a mi hija menor a superar ciertos problemas escolares que tenía. Cha Chan!. Y he dicho tambien que soy una persona feliz?.

Y este es un ejemplo pequeño de las cosas de la red que me pueden molestar. Me molestan no porque yo crea que son ciertas, sino que se que hay gente que piensa asi, y me siento desilucionada. Si pues, algunos van a decirme o simplemente pensarán que soy demasiado sensible, exagerada, que le doy mucha importancia, que si no me gusta no entre. De verdad?. Yo le doy mucha importancia?. Yo soy la que cuelga babosadas mil veces al dia?. Y quien decidió que ya no quiere tanto Facebook?. Tu o yo?. Ahora voy a escribir mas en el blog y en donde sea, entre otras cosas, porque la verdad, la estúpidez me molesta, y perder el tiempo que casi no tengo, también.

Espero que mis verdaderos amigos no necesiten que les diga que conversar con ellos, por Facebook o por donde sea, y saber que están bien, tener la charla mas trascendental o reir de lo más insensato, siempre es un placer. Y ellos son gente buena e inteligente, asi que gozar de ellos, su buen gusto, sus comentarios interesantes, amorosos, honestos, jamás será perder el tiempo.

He dicho.
Te gusta?.

viernes, abril 05, 2013

Comunicándonos

Heme aquí en los 2013, tratando de adaptarme a un mundo  cada vez más desconocido. Más aprendo y más siento que nada sé...

Crecí en la misma casa donde creció mi madre y aquella casa vió también nacer a mi primer hijo y cobijo sus primeros años. Luego, me largé miles de kilómetros lejos de la pequeña casa del Rímac, y de este modo, no sólo me aleje fisícamente, de lo conocido y hasta cierto punto predecible, sino que le abrí la puerta, a una serie de cambios y retos que jamás me había imaginado.

Hoy por ejemplo, estoy escribiendo en mi tablet para el blog por primera vez. Este aparato, lamentablemente no es tan bilingue como mi familia y yo, y no entiende bien el castellano y me lo quiere corregir en inglés. Escribo incómoda, pero con ganas de acostumbrarme, con la esperanza de encontrar un aplicativo para escribir bien en español, y hacerlo tranquila y felizmente en el futuro.

Este dispositivo en verdad ofrece muchas posibilidades por ejemplo, para la lectura y la investigación que tanto me gustan...Un momento!, esto no era lo que vine yo a decir, me estoy yendo por las ramas. Pero si, el motivo de mi reflexión empezó justamente acá, en el tablet.

Recordé el nombre de un librito llamado Juan Salvador Gaviota, que debo haber leído mas o menos cuando tenia unos 11 años y empezé a buscarlo por acá. Mi hijo mayor va a cumplir 11 pronto y ademas va a terminar la escuela primaria en dos meses, asi es que sentí que sería una buena idea obsequiarle esta obra que habla sobre la libertad, la importancia de seguir las propias ideas y el nunca rendirse.

Photo Mar 25, 11 12 31 AM

Lo curioso es, que buscaba yo este libro con su titulo en español, porque asi lo conocía y honestamente, cuando lo leí hace tiempo, no repare en el nombre de su autor ni en su nacionalidad. Resulta que fue escrito por Richard Bach, que la obra se llama Jonathan Livignston Seagull y que su idioma original es el inglés. Genial! todos los dias se aprende algo nuevo y  A. probablemente leerá mas fácilmente la éen ese idioma, y asi cuando vaya a Lima, recogeré mi version en español y he pensado que se la puedo dar a leer luego también.

Photo Mar 25, 11 14 49 AM

Y esto es lo que queria decir: mi mundo lo vivo en dos idiomas y nunca me imagine la gran aventura que sería, especificamente en mi tarea como mamá. Mis hijos hablan dos idiomas y tenemos una variedad de usos, expresiones y costumbres de ambos lados, en inglés y en español, y es divertido e interesante. También es un reto. Nos reímos con el Chavo del 8 un rato y luego hacemos las tareas en inglés y leemos a Dr. Seuss. Pero es mas que eso. Es mucho mas, porque siento que es una responsibilidad muy grande la que tengo en esta vida de dos idiomas, al ser su conexión con todo un mundo físicamente lejano y en español, su lazo con el Peru, con nuestras raíces, con la familia y amigos, con quien soy yo, porque de mi vienen... y hasta con la pequeña casita del Rímac.

Para esto, para educar de forma bilingue, no sigo ningun método especial, no he leído libros, ni consultado especialistas al respecto, aunque sí he revisado algunos artículos por acá y por allá cuando han caído a mis manos y he escuchado atentamente de algunas experiencias que me han contado. Y listo. En casa hablamos español siempre, a veces mezclamos y cuando nos damos cuenta, corregimos porque creemos que el spanglish no es tan bueno, aunque tampoco es que seamos perfectísimos en esto. Yo trato de siempre contarles cosas a los chicos, no sólo de mi vida en el Perú, sino un poco de historia, geografía, noticias importantes, personajes, etc. También les doy clases de gramática elemental durante las vacaciones escolares, con mi pizarrita y mi  libro Coquito. Y para mi conveniencia, les he enseñado algunas jergas.

Photo Mar 25, 11 18 20 AM

No se si esta es la mejor manera de criar hijos bilingues, pero es mi manera y vale para nosotros. A veces, cuando leo o escucho las mil actividades en cuanto a idiomas, que hacen los chicos de otros, y el grado de sofisticación de las técnicas que usan, me siento como que yo no hago nada, o almeno, nada muy digno. Pero luego, los escucho reirse con el Chavo otra vez, decirme que se van a "jatear", pedirme que les prepare chicha morada o alfajores, afirmar con orgullo que la limonada peruana (que nos mandan en sobrecitos!) es la mejor, sostener larguisimas conversaciones telefónicas con la familia de allá, contar en español instintivamente... entonces, me siento tranquila, porque ya son parte de lo que yo soy.

No sé porque estoy tocando este tema hoy en el blog. No se si sea muy interesante o algo que debería tratar aquí, pero mi vida bilingue, eso eso, mi vida, y hago esfuerzos por que mis hijos tengan esta hermosa oportunidad de ser parte de dos mundos, el anglosajón y el peruano. Tal vez, sólo necesitaba darme una palmadita a mi misma, en mi espalda, diciéndome que lo estoy haciendo lo mejor que puedo. Como Juan Salvador, o Jonathan Livingston, creyendo en mis propias reglas, following my heart!.

Yo quiero hacer de mis hijos gente buena y pensante. En dos idiomas, por ahora…y con harto amor.

PS. No piensen que esto se ha convertido en blog de consejos para ser madre, ya?. A veces, de verdad necesito decir cosas que usualmente no expreso verbalmente.

domingo, marzo 31, 2013

La cosa más difícil

Cuándo dejaré de pensarte en el supremo instante... ahí cuando me veo rodeada de frascos  transparentes, llenos de flores blancas y amarillas; cuadros de Van Gogh y el cielo abierto ante mi vista?

En ese instante, antes de aterrizar, cuando me dejará la lágrima?. Cuándo dejaré de pronunciar con la mente, tu nombre?.

Cuándo dejaré de esconderme hasta de mi misma, avergonzada?.

martes, enero 29, 2013

La epidemia de la pérdida de memoria

Hay gente que a veces sin conocerte, te cuenta de frente toda su vida en una. Te ha pasado?. A mi una vez una gringa me contó, la primera vez que la invité a mi casa y teníamos la oportunidad de hablar mas de 5 minutos seguidos, de como hacia el amor con hombres diferentes al de su marido, en ese momento presente. Esa fue la última vez que la invité además, porque su otra virtud era no irse nunca y hablar con palabras y expresiones intuyo sexuales que me incomodaban mucho y ni siquiera conozco bien.

Hay otras personas, de las que nunca llegas a saber mucho, o de plano, nada. Gente que nunca quiere hablar  de si misma, que son muy reservados o parecen no tener pasado. Entre ellos, hay otros que parecen no querer recordarlo. Y es acá donde quería llegar.

Hay personas que por decir, como yo, han emigrado a otro pais y todo bien, su vida ahora es diferente. Hoy, unos dólares y esfuerzo mediante, muchos tienen ciertas comodidades, casas bonitas y en general se ven muy bien (de acuerdo a la escala Facebook, siempre regios y con muchos pulgares arriba). Pero he notado que varios de ellos han perdido la memoria,  respecto sobretodo, al lugar de donde venían, de que hacían, de quienes eran antes de. He escuchado algunos que prefieren ser confundidos con personas de otra nacionalidad, me han dicho que paresco italiana, o hindú o que paso como española (!?) me han contado con un tonito orgulloso. Parece que no quisieran recordar que vinieron no se, del Rímac (pongo como ejemplo mi barrio) y mucho más regio suena decir que vivían en Miraflores, no?. O en La Molina (ecológica, con hartas áreas verdes). O mejor aún, ignorar completamente su pasado porque no es tan bonito, mas bien tiene callecitas medias polvorientas y sin tanto verdor, especialmente en la era de las fotos lindas con celular.

Hay otras personas parecen no sólo haber perdido la memoria sino también haber ganado verguenza de su pasado y les salen ronchas si se los quieres recordar. Esos que nunca se acuerdan de haber bailado el meneito o cantado con Parchis, de haber comido tallarines verdes en vez de spaguetti al pesto o hamburguesa de carretilla, que tampoco guerrearon pasaje universitario en el micro o se pararon a leer periódico gratis en el paradero. Ellos desde que nacieron seguramente escucharon Pink Floyd, leyeron a Borges y puras revistas culturales, hablaron bonito y nunca se juntaron con la chusma que no lo hacía. Ellos siempre han comido suchi (o makis?), viajado en sus autos y veraneado en el sur. Jamás fueron a La Herradura en 'busing" y seguramente su mamá nunca los mandó con canchita al cine. De hecho jamás heredaron ropa ni les pusieron parches a las rodillas de sus jeans gastados. Y por supuesto, nunca perderán la oportunidad de recordarte que son mejores, colocando en su Facebook puras cosas muy culturosas, lindas fotos y cesudos comentarios. Y de paso, siempre tendrán su dedito levantado para señalar tus atroces "pacharacadas".

Sí, hay una epidemia de pérdida de la memoria. Creo que tal vez les haría bien el "ceregen". No, uy de Ferrando menos se van a acordar, porque tampoco se acuerdan ni que edad tienen.

viernes, enero 11, 2013

Desde la acera de enfrente (Cuento)

Te puedo ver al otro lado de la calle. La avenida es grande y de doble vía. Es sábado, es invierno, mas o menos son las 2 de la tarde. Hay mucho tráfico, bastante ruido, estamos en el centro de la ciudad, que es gris, que es sucia, que está llena de gente. Sin embargo, te veo claramente al otro lado de la calle. Te veo queriendo sonreir, y yo tratando de estar seria porque estoy molesta contigo y encima estás tarde. Se supone que estoy molesta contigo, como sólo se molesta uno con alguien al que quiere mucho, por alguna razón tonta, o no tanto, pero que rápidamente se olvida. Sobretodo cuando ese uno, puede mirar al otro, del otro lado de la calle y sentir que el mundo alrededor se detiene.

Tengo el impulso de correr hacia ti, pero claro, hay muchos carros yendo y viniendo, por mas punkie que sea, no puedo. Y tampoco es que te la voy a poner asi de fácil. Es mas divertido observarte en desesperación porque llegué la luz roja para que te deje venir hacia mi. Si uno de los choros de alrededor quisiera llevarse mi cartera, este sería el momento perfecto, porque a lo único que presto atención es a tu sonrisa de niño, a tu apuro, a tus ganas de llegar a mi que puedo oler. No se porque te quiero tanto. Luz Roja. Cruzas y no dejamos de mirarnos. Te quiero tanto que llegas y los dos sonreímos, no hay más pelea, nos abrazámos y el mundo es un lugar perfecto aún en medio de la caótica y violenta ciudad.

No se por que te quiero tanto que me olvido del tráfico, de la suciedad, del ruido, de los choros, del dia, año u hora en la que estoy. De tus borracheras que terminan en palabras que me hieren, en miradas que me hieren, en silencios que me hieren. De tus mentiras. De tu manera equivocada de pelear por mi, que no entiendo. Te quiero tanto aún cuando ya no estas aquí, cuando nos separa mucho mas que una avenida de doble vía. Pero todavía insisto, de cuando en cuando, en ponerle pausa a todo y casi te puedo ver sonriendo del otro lado, desde donde quiera que estés. Y se me olvida todo y todo es perfecto nuevamente. Como cuando tantas veces nos reímos mirandonos a los ojos de algo que sólo nosotros entendíamos, como cuando nos escondíamos para hacer el amor, como cuando escribo y escribo y escribo solamente pensando en ti, como cuando te enseñaba mis cuentos y te gustaban, te emocionaban. Como cuando me besabas, como cuando me decías te quiero y yo pensaba que era para siempre. Me gusta pensar que quieres correr hacia mi, aún. Y todavía puedo ver tu sonrisa.

&&&&&&&&&&&&&&&&&&

Close my eyes
Feel me now
I don't know maybe you could not love me now…

Sometimes, my bloody valetine.

viernes, enero 04, 2013

APUNTES VARIOS PARA EMPEZAR EL AÑO

Y bueno cumplí 36. Por algunos años, mi edad era un número impreciso. No era ni siquiera que yo decidiera bajarme la edad a alguna cifra determinada de mi predilección, simplemente sucedía que las personas que me rodeaban solían repetirme que jovencita lucía yo siempre y yo nunca hacía nada para aclararles que no lo era tanto. Este año, sin embargo, me di cuenta que han pasado 36 años desde que llegue a este mundo y siento que se han ido volando. No me siento particularme vieja, ni particularmente joven, me siento sólo yo, un ser humano, y he descubierto cosas muy interesantes de mi y mi relación con el mundo, últimamente. Me he dado cuenta que me gusto a mi misma casi siempre cuando me miro al espejo, (porque en las fotos salgo fatal y eso no ha cambiado desde que soy una adolescente) que aunque me paresco mucho a la chiquilla de mirada seria de mi foto del viaje de prom, definitivamente algo han hecho los años, porque ahora me siento mas interesante y mejor cuidada. A pesar de que tengo cada dia las ojeras mas marcadas y que debo luchar contra la rojez y los granitos de mi rosácea, que a veces parece molestarle mucho mas a los demás que a mi, y contra la sequedad de mi piel, debido al clima de esta ciudad donde vivo y me imagino que también  al paso del tiempo. Que bueno que tengo 36 y me siento paja!

&&&&&&&&&&&&&&&

No sé cuando me convertí en el semi Grinch de las fiestas de fin de año. Y digo semi porque aún me encanta decorar mi casa con todo tipo de figuras y figuritas navideñas, arbolito, luces, nacimiento, gringadas y peruanadas mil alusivas a la fecha, pero por algún motivo este año, perdí el poco consumismo que quedaba en mi y literalmente aborrecí comprar regalitos para los demás y para mi. El bombardeo de publicidad, ofertas y gente comprando desesperadamente, causó que lejos de sucumbir a las técnicas de marketeo de productos o al simplemente "contagiarme del espiritu de las fiestas", sucediera exactamente lo contrario y me preguntara en voz baja y en voz alta, por qué celebramos a Jesús comprando tanto, si El era un ser muy humilde. Además, pasaron cosas muy fuertes y violentas en el país que me hicieron confirmar una vez más, que el mejor regalo es estar con los que uno ama, todos a salvo y tranquilos. Y no, no es que yo nunca me compre cosas o que haya donado todos mis  bienes a la caridad, es sólo que creo que hay otras cosas mas importantes. Piriot. Ah bueno, también que hacer la cena tradicional con su pavo y todos su recutecus yo solita me estresa cada año mas que el anterior y llego al 25 rendida.

&&&&&&&&&&&&&&&&

Nunca he hecho metas o propósitos de año nuevo. Peor aún en estos últimos años dado todo lo que nos pasó a mi y mi pequeña familia, la meta era simplemente sobrevivir un dia detrás de otro. Piriot sobre ese tema. Pero entonces como no hago metas ni propósitos especiales en esta época del año, excepto cuando me copio de alguien, sólo quiero decir que quiero ser feliz como cada dia, estar cerca de los que amo, aprender todo lo que pueda y escribir. Esto si debería ser un próposito, porque estar sin escribir mucho tiempo me hace mal.

&&&&&&&&&&&&&&&&

Escribí 19 posts el año pasado. Está dentro del promedio que hago cada año desde que decidí que tengo que escribir si o si. Nunca he sido buena en matemáticas pero vamos a decir que este dato significa que escribo mas o menos un post y medio al mes. Me gustaría escribir mas seguido...Vamos, si se puede!

Bienvenido 2013!

&&&&&&&&&&&&&&&&

Little darling, it's been a long cold lonely winter
Little darling, it feels like years since it's been here
Here comes the sun
Here comes the sun, and I say
It's all right…