viernes, septiembre 14, 2012

Coming back

Y de pronto te descubres a ti mismo interpetando, torpemente, el papel de alguien que no eres. Que vivan las concesiones!. Atesorando tanto la paz que puedes hasta reprimirte para no echarla de menos. Le temes a la confrotación, no porque no te guste pelear en si, sino porque te aburre hacerlo con la mayoría de la gente. No sabes mucho, pero la ignorancia te ofende profundamente. Te descubres evitando el lápiz labial tan oscuro, la ropa diferente, deshaciéndote las trenzas que te hacen ver mas mestiza. Tratas de parecerte a los demás hasta que un dia, la tarde de un dia cualquiera, el pecho te aprieta.Y buscas entre tus viejas cosas, entre esas fotos antiguas, escondidas, tu mirada y tus ganas. Y encuentras esas viejas cartas, esas que cuentan tu vida y que saben quien eres tu. Y vuelve la incorfomidad, la incomodidad y hasta una cierta valentía para gritarle al mundo quien eres. Y empiezas nuevamente a escribir…

 

2 comentarios:

Imberbe_Muchacho dijo...

Es como salir del huevo (como un ave, obviamente)

Carla dijo...

O como salir del closet ;)...donde no deberiamos permitirnos estar encerrados.