martes, junio 19, 2012

Un análisis sobre la amistad...(en la era de la comunicación abundante)

Últimamente, he leído y escuchado, en diferentes contextos y de diferentes personas, todas mayores de 25 años, eso si, una frase que dice mas o menos asi "A más años (o más madurez), menos amigos".

Hace días que vengo analizando esa frase, y en mi caso, también puedo decir, con un poco de pena, que es cierta.

Durante estos años, que he pasado fuera de mi país, y que a la vez he entrado a la década de los treintas, he descubierto muchas cosas en mi. Por ejemplo, que a pesar de creerme muy cobarde, soy una persona valiente. Que aunque soy tímida y algo insegura, puedo dirigirme sin miedo a casi todo tipo de personas y puedo tambien soportar su rechazo. He dejado muchos complejos relacionados con mi físico de lado. Tengo rosacea en la cara y aunque gracias a un tratamiento estoy mejor, no me fastidian tanto mis granos ya, como parece que le pueden llegar a fastidiar a muchas personas que me han mirado mucho cuando he tenido una crisis de esta enfermedad y me han preguntado que tengo tan feo en la cara. No me cuido en el comer para verme flaca, me cuido mucho eso si, en la calidad de lo como, en cuanto a como afecta mi salud y en cuanto a como le gusta a mi paladar. No como comida chatarra porque no me gusta su sabor y porque creo que es dañina y poco creativa. Uso la ropa que me gusta y no gasto mucho dinero en ella, porque me parece innecesario. Educo a mis hijos con mucha disciplina, aunque ya no se use. No tengo juegos electrónicos o de video en casa. Tengo un Iphone que me regalaron, con poquitos apps. No tengo tv por cable. No veo casi TV. Hablo sólo con la gente con la que necesito o deseo hablar. Y aqui me detengo un momento.

Necesito hablar con muchas personas en la vida diaria. Tengo que comprar comida, hacer citas médicas cuando es necesario, saludar a mis vecinos, pagar o solicitar servicios. Esos serían ejemplos de cosas necesarias para la vida. Por otro lado, necesito y deseo tambien, contactarme con las personas que son importantes para mi, mis amigos y mi familia. Puedo pasarme muchas horas conversando con esas personas especiales en mi vida. También puede que hablemos menos de 5 minutos, pero se siente bien escucharles o leerles, saber que están bien o no tanto, pero que están.

Gracias a los famosos "medios sociales" la comunicación puede volverse muy muy fluida, si uno desea, y puede uno tener la oportunidad de ponerse en contacto con gente muy lejana físicamente. Oh el Facebook y toda la cantidad de gente que puedes encontrar o re-encontrar. Y sin embargo, aca empiezan mis objeciones a tanta oportunidad de comunicación. No se si a los demás les ha sucedido, pero a veces te puedes encontrar con alguna persona del pasado y su recuerdo te puede parecer muy agradable y emocionadamente puedes escribirle unas líneas e incluso intertar una comunicación mas directa a tráves de chat. Y luego, en el medio, te das cuenta que tu y esa persona, no tienen nada que decirse. No tienen nada en común. Chanfle, que desagradable sensación para mi cuando alguien me habla y no tengo que contestarle porque lo que me dice no me interesa o hasta me molesta...o peor todavía, cuando al ser cuestionada, no puedo decirle nada de mi, porque no lo entendería, porque no le interesaría...porque ya traté y estoy segura de que es asi...

También puede suceder, que no tenga uno tiempo para comentar o ponerles likes a todas las fotos e ideas de personas que estimas. O que simplemente no tengas tiempo para los medios sociales. O que no te gusten pues. Y luego estas personas que tu estimas mucho piensen que no te interesan. O que te contacten solicitando tus likes o comentarios, cuando estas digamos ocupadísimo o con ganas de ir ha hacer pipí.

Puede también que te aburras de que las personas te contacten incesamentemente para contarte sus problemas, sus quejas diarias y de pronto te sientas un consultorio sicológico online. O que otras personas tengan vidas tan perfectas y felices y documentadas con fotos diarias o con aún mas frecuencia, hasta que te canses de tanta belleza. O peor, que cuando quieras contar algo tuyo, repentinamente la señal se pierda. O que sientas que ya ni siquiera quieres contarles. Que ni siquiera sepas porque te conectaste. Chanfle otra vez!

Entonces contando a los amigos ofendidos a los que no les pusiste comentarios o likes. A aquellos que ya te aturde escuchar con quejas que ni siquiera tienen sentido del humor. A los super perfectos. Aquellos a los que ya te cansaste de escribir emails o mensajes para que nunca te contesten. Aquellos que sin ningún social media de por medio, no entendieron tus palabras y tus acciones y te dejaron de lado. Aquellos con los que ya no tienes nada en común, con los que no te sientes cómodo hablando de nada. Aquellos que no entiendan que aunque te ves un poco diferente, eres aún tu, un poco mas crecida. Aquellos que no entienden que tengas un blog, que te guste escribir, que seas un ama de casa-escritora-spanish teacher feliz, que no te hagas problemas porque hace mucho frío o calor, o porque tengas rosacea, o tengas canas, porque la gente hable de ti, porque tengas opiniones decididas respecto a la moral, a la cultura, a la educación, etc y muchos mas etcéteras. Entonces haces la cuenta y te quedan 4 amigos. O dos. Lo bueno es que esos son de verdad. Lo bueno es que no hablas con ellos en meses y el dia que te escuchan se alegran y tu te alegras...y retomas la conversación mas interesante del mundo, justo donde se habia quedado...

No hay comentarios.: