domingo, noviembre 25, 2012

SIN TITULO (I)

11 am y ya quiero beber. Me esta fastidiando tu ausencia. Iba a decir doliendo, por esa tendencia mia de victimizarme y elevarlo todo a la enésima potencia. No, no me duele con cara de pena de telenovela, ni con mirada al cielo, ni siquiera con lágrima. Me fastidia tu ausencia, te echo de menos, sobretodo porque contigo, todo es mas fácil.

A veces me pregunto si alguien se dará cuenta de mis rarezas, si por eso será que casi no tengo amigos. Si alguien percibirá esos dolores de cabeza sin sentido, la manía de sujetarme fuerte el pelo, de mirarme en los espejos para verme siempre mal, de mi odio por el silencio, de mis justificaciones cada vez que hablo, digo, pienso algo, mi aprensión por los espacios pequeños y cerrados, los sueños interrumpidos por respiraciones dolorosas, esas raras costumbres, que a ti no te parecen raras, que no te lo parecerían si las conocieras todas; lo presiento. Te extraño y no te lo puedo decir.

No te puedo decir un montón de cosas. No debería ni siquiera pensarlas. No debería soñarte de ninguna manera en mi vida. No debería quedarme inmóvil corriendo con el cerebro, hay que moverse, avanzar, derribar, dicen.

El sol no ha salido. Quisiera tener un picnic cerca del agua. El mar, un lago, una laguna, cualquier hueco con agua y arena suavecita alrededor. Un mantelito de flores menuditas, una botella de vino, unos quesitos, muchas sonrisas, tu. Y el sol que no ha salido hoy.

O un pasadizo oscuro, delgado, en alguna casona virreinal. O barroca. En Lima, en Paris, en Madrid. El pasadizo de madera crujiente a cada paso, las risas nerviosas, la noche cómplice, la casi caída, tu brazo salvándome. El amor en medio de la decadencia. Y aún es de dia.

Y mi frustración en su cumbre porque no puedo escribir como hombre, como Bryce, como Ribeiro, como García Marquéz, como Ray Bradbury, como Fuguet, como Vargas Llosa. No conosco buenas escritoras mujeres, casi todas hablamos de amor, mírame sino ahorita. No se cuando llegará a mi mente esa gran historia.

Y tengo una pila de pendientes por cumplir, una serie de sonrisas que dar, de palabras que decir al mundo. Una vida normal que sostener, un mundo de ideas irreales, en el medio del caos secreto de tu ausencia…

 

miércoles, noviembre 14, 2012

CALL ME NAMES

Dime alienada, antipatriota, porque decidí vivir en un país que no es el mio. Y me gusta, y me siento bien de sobrevivir en medio de lo que es tan diferente... y lo digo siempre.

Dime ligera, porque creo en el poder del amor, el pensamiento positivo, en la amabilidad. Acá también puedes llamarme tonta e inmadura.

Dime bruta, porque tengo un acento peruano bastante fuerte cuando hablo inglés y puede que me trabe con alguna palabra que no me deje expresar mi idea al 100%... y aunque el inglés no sea mi idioma nativo, aun asi pretenda comunicarme, terca y desvergonzadamente.

Dime ilusa, porque pienso que a alguien le interesa leer lo que escribo, aunque cualquier página de modas, Susy Díaz, la chica 21, tengan mas visitas que mi blog "dedicado al arte de contar historias" ....y aún asi sigo tratando.

Llámame alcohólica, porque no tengo reparos en reconocer que me tomo una o dos bebidas al dia, con placer y alegría.

Llámame poco aspirante, poco competitiva, pobre ama de casa, porque no me interesa demostrar que soy o que tengo mas que tu, porque no quiero pasarme los días haciendo algo que no me gusta a cambio de un poco de plata. A mi me gusta esto que hago y no me importa si no lo quieres entender.

Llámame mejicana, aunque para mi no signifique nada malo pero para ti si, porque no entenderás que soy una orgullosa peruana decendiente de nobles Incas, que existe una diferencia, hermosa, rica, interesante, entre todos los paises que están al sur de los Estados Unidos.

Llámame como quieras, porque es probablemente lo mejor que sabes hacer, llamar a la gente de ciertas maneras, que te hagan olvidarte de ver quien eres tu realmente.

 

No necesitamos banderas
No reconocemos fronteras
No aceptaremos filiaciones
No escucharemos mas sermones...

jueves, noviembre 01, 2012

Todavía un cuento contigo

Por fin nos reconciliamos. A plena voluntad y sin súplicas de por medio.

Tengo tres teléfonos en casa, dos modernos, con pantalla y el viejito, el de tu época, en el mismo donde lo dejaste. Es ese el que suena y el corazón me salta porque presiento que eres tu. Después de un siglo que llamas. Tengo que contener mi gran emoción al escucharte y pedirte que me esperes un segundo, pero no te digo que en ese sengundo, tengo que despedirme de mi amigo V, que me habia ido a visitar y se está yendo muy tarde. Tampoco te digo que casi lo hicimos en mi cuarto pero que al final me arrepentí y le dije que tenía que irse. V nunca te gustó.  Después de despedirme de él, vuelvo a agarrar el fono y me dices que has bebido mucho, que perdón por llamar a esa hora, pero que necesitas verme, hablarme urgente. Yo te digo que vengas, a pesar de que pienso que es tarde, que tienes novia, que hace años que no nos vemos, que es una locura.

Veo a V que se va por el pasadizo de las florecitas azules y anuncio que la puerta se queda abierta y las luces prendidas porque llegas tu. No necesito esperar mucho para verte entrar, con una sonrisa hermosa. Me das un abrazo fuerte y me dices que me has extrañado, que me quieres, asi, a boca de jarro. Yo te creo, te abrazo, todo es tan simple que tal vez no sospechas que tus palabras significan el universo entero para mi, que contigo a mi lado se me olvida hasta quien soy, que a ti no quiero seducirte, que contigo nada tiene morbo, que para soy tu eterna enamorada. Busco hacerme la difícil por un ratito, hablo de tu novia, pero me pides que no me preocupe por ustedes, que lo nuestro se encuentra en otra dimensión y yo no digo mas. Creo que como has bebido un poco y estas bien contento y relajado, me contagias, yo tambien estoy contenta y te dejo que me lleves a tu lado nuevamente y me haces bailar, muy pegaditos, con toda la emoción del mundo.

Tengo miedo de decirte algo mas y que te vayas de golpe, asi es que sólo te contemplo, pero tu, como si me leyeras la mente, me dices que mañana me vas a volver a llamar para salir juntos, que ahora ya no vamos a separarnos. Yo me siento exactamente como antes a tu lado, segura y no dudo de nada. Soy feliz. Hace tanto tiempo que deseo este momento, hace otro tanto de tiempo que pensé que ya me habia olvidado de ti, que hasta de deje de coleccionar tus camisas de cuadros. Lo mas curioso es que hoy no llevas una de ese estilo, estas de un solo color, clarito, guapísimo...serña que ahora si vamos a estar bien, de alguna loca inexplicable manera?. Por lo menos ahorita no siento ninguna desesperación, no tengo miedo en este preciso momento perfecto.

Lástima que luego de unos minutos llegará la pesadilla electrónica y no podré leer tus mensajes de texto. Tampoco podré encontrar tu nombre entre un millón de contactos que tengo en el smartphone. Me desesperaré porque no he leído tus mensajes y no se que quirías decirme y temo que sea como la penúltima vez que te vi y te despediste para siempre. Y me angustiaré porque de pronto estoy lejos, en otro lugar, donde ya no te encuentro por nada. Te habrás ido lejos de mi nuevamente, sentiré el corazón roto por enésima vez.

Aun asi nos hemos reconciliado. Por fin, luego de todas estas lunas me he levantado en paz, bendiciendo mi existencia y tambien la tuya,  luego de este pequeño sueño contigo. Ha llegado la hora de dejarte ir, por un rato, hasta cualquiera de estas noches...

 

Te quiero, me dejaste la ceniza y me dejaste el cenicero...
Primero,
te quiero igual...

Te quiero,
No me gusta esperar
pero igual te espero
Primero,
te quiero igual

No se, si estoy despieto o tengo los ojos abiertos...

miércoles, octubre 10, 2012

Indulto?...insulto!

No odio a nadie. Ni siquiera a mi padre que se fue a comprar pan y nunca volvió, según lo que me contaron, porque en ese momento, no tenía edad para recordar luego. No me gusta la envidia, la gente entrometida, los garbanzos, el mondongo, las lentejas, la violencia, la television, las multitudes, ni los baños públicos, entre otros. No tengo que "odiar" a Fujimori, porque lo cierto es que solamente, no me gusta. Tampoco tengo que dejar de sentir cierta lástima por su salud precaria, para saber que su lugar, como delincuente que es, está en la cárcel. No soy Dios para sentir compasión por él y creo que un Presidente esta bastante lejos de aquello también, como para tener en sus manos un decisión en la que la buena voluntad o la pena no tendrían nada que ver.

Y para ilustrar, cheken el gran corto de mi pata Martin Caceres…para completar la idea.

viernes, septiembre 14, 2012

Coming back

Y de pronto te descubres a ti mismo interpetando, torpemente, el papel de alguien que no eres. Que vivan las concesiones!. Atesorando tanto la paz que puedes hasta reprimirte para no echarla de menos. Le temes a la confrotación, no porque no te guste pelear en si, sino porque te aburre hacerlo con la mayoría de la gente. No sabes mucho, pero la ignorancia te ofende profundamente. Te descubres evitando el lápiz labial tan oscuro, la ropa diferente, deshaciéndote las trenzas que te hacen ver mas mestiza. Tratas de parecerte a los demás hasta que un dia, la tarde de un dia cualquiera, el pecho te aprieta.Y buscas entre tus viejas cosas, entre esas fotos antiguas, escondidas, tu mirada y tus ganas. Y encuentras esas viejas cartas, esas que cuentan tu vida y que saben quien eres tu. Y vuelve la incorfomidad, la incomodidad y hasta una cierta valentía para gritarle al mundo quien eres. Y empiezas nuevamente a escribir…

 

domingo, agosto 26, 2012

La vuelta a ti. (Cuento)

Son 10 para las 8 de la noche. Faltan 10 minutos para la cita y no sé como hemos llegado hasta acá.

Me estoy mirando al espejo, con mis jeans y mi polo pegados. Me estoy maquillando porque necesito quedar perfecta. Bonita chica bien. Me despido de mi madre con un beso y me dice que la llame cuando llegue a la casa de Mariana, para que sepa que esoy bien. Salgo y tengo un poco de miedo, porque realmente no suelo andar sola de noche. Paro una combi, me subo y siento mi corazón latir a mil.

Una vez sentada, me quito las joyas que me puse en casa, el collar y las pulseras, los guardo en mi cartera cruzada. También me quito un poco del lápiz labial rojo y me subo el cierre de la casaca hasta arriba, no quiero mostrar escotes en el centro de Lima. Me suelto el pelo y en 10 minutos ya estoy ahí, en la esquina de Wilson y Quilca, lista para bajarme. Ahora sí, no puedo respirar bien de la emoción.

En ese momento, el paradero y las calles por donde debo caminar están llenas de gente, pero no reparo en nadie en especial, a pesar de que sé, que mezclados entre personas como tu o como yo, hay putas, choros o borrachos que pudieran hacerme daño o simplemente asustarme. Es mas, siento que ahora mismo ya nada ni nadie puede hacerme daño, porque estoy yendo, estoy caminando a tu encuentro, rápidamente, como si tuviera alas en los pies. Y cuando te vea, tu me salvas.

En la esquina del lugar donde debíamos encontrarnos, por fin te diviso entre la gente. Me sonríes. Te sonrío. No puedo creer que nos estamos sonriendo mutuamente después de tanto. Nos estamos sonriendo como el dia en que te abrí la puerta la primera vez, para que me preguntaras si quería acompanarte a tu baile de promoción, o como cuando, muchos años después, estábamos mirando el palito con las dos rayas. La misma tonta sonrisa cómplice tenemos, de la que te olvidabas cuando te metías cosas raras con tus patas, esas que te hacían olvidar que yo era musa y tu el rey del cuento.

No sabemos si debe haber beso en el cachete, abrazo o hola con la mano, lucimos torpes.

Yo, como siempre hablo primero y te pregunto si has traído mi mochila. La misma mochila que te llevaste ese dia temprano de mi casa, la casa de mi madre, sin que nadie notara. La mochila que tiene mis zapatillas all stars y mi pañuelo rojo, que escondí debajo del mueble de la sala para que tu te la lleves y me la entregues esa noche, en que la que va a tocar La Banda y yo te habia dicho que como me gustaría salir ir a verlos y tu me dijiste que tal vez podríamos ir juntos, que era el sábado y ahi podríamos aprovechar para hablar de las cosas que no podemos, cuando vas a verme a la casa de mi mamá. Me dices que tenemos muchas cosas que hablar. Y yo te digo que no sé, que si me gustaría ir, pero que mi madre jamás estaría de acuerdo y entonces empiezo a tramar dentro de mi cabeza el plan de que derrepente, sólo por esta vez, puedo decirle que voy a ver a Mariana para ir a bailar y a distraernos, como ella misma me está sugiriendo siempre, pero en vez de eso podría encontarme contigo. Pero no puedo ir al concierto de La Banda vestida de niña bien, eso ni hablar y entonces he tenido la idea de meter mis zapatillas y mi pañuelo rojo en una mochila y que tu te la lleves temprano y luego cambiarme por ahi y quedar listos para ir a escuchar el concierto y luego pues hablar, como tu me has dicho que necesitas.

Ahora te tengo al fin al frente y me entregas mi mochila de vuelta y pedimos el baño del barcito mas cercano. Antes de entrar, llamo a mi madre rápidamente, le digo que llegué bien donde Mariana, que volveré a las 3 a casa.

**************


Me quito los tacos, me cambio el polo, me amarro el pañuelo rojo al cuello y estoy lista y feliz. No se porque estoy tan feliz, pero me siento libre después de miles de noches. Me miro al espejo y me pongo más delineador negro en los ojos. Ahorita si, todo esta perfecto y en su sitio. Salgo y me sonríes nuevamente, te digo que estamos tarde y si podemos tomar un taxi, asi que paras uno y nos subimos. Te pregunto de que me quieres hablar, no porque lo quiera saberlo en ese momento, sino porque estoy nerviosa, porque estoy emocionada, porque no sé que mas decir, porque siempre despiertas en mi, cosas que jamás quiero reconocer que son ciertas.

Me dices que mas tarde hablaremos de aquello y diriges la conversación hacia el concierto. Me empiezas a contar de las otras dos bandas que tambien tocan y que yo no conozco muy bien, haciéndome recordar que en tal y tal momento, las habíamos escuchado juntos. Nos reímos porque hace mas de un año que no estábamos tan cerca, hablando tan relajados, mirándonos con tanta simpatía, parecemos un par de buenos amigos. Pienso en silencio que yo podría perdonarte todo, cada vez que quieras, pero hago el pacto con mi misma de nunca dejártelo saber.

Llegamos y los alrededores del estadio aún estan llenos a pesar de que el concierto ya empezó. Caminamos rápido y entonces, en una de esas, me tropiezo con alguien por tratar de seguirte el paso. Esperáme pues, casi grito y entonces me miras preocupado y me agarras de la mano, fuerte, para continuar avanzando. Me dejo llevar porque cuando tu piel toca la mia, nos volvemos una sola cosa, invencible.

Por fin logramos entrar y me dices que vas a comprar unas chelas. Me siento en el pasto para esperarte. Están tocando un tema que me gusta, entonces empiezo a cantar y sin darme cuenta pronto has llegado, me pasas la chela, cantas conmigo, me miras de reojo y siento que no puedo mas, que no puedo seguir honrando mas pactos, haciéndole caso a mas convenciones, reprimiendo mis sentimientos, anulando mis sensaciones y me lanzo a tus brazos.

Te abrazo con todas mi fuerzas, llorando, te pido perdón, no puedo hablar bien, pero te pido perdón, te abrazo y te abrazo...recuerdo que nosotros nos queremos desde que nos vimos por primera vez, básicamente porque somos de la misma raza. Desde ese dia nos amamos sin estar juntos hasta dentro de 6 años después. Hemos sido amigos, hemos sido amantes, hemos sido novios, has escuchado mis razones, yo tus miedos, nos hemos amado a escondidas y en público, hemos hecho el amor muy sobrios, muy borrachos, nos hemos reído del mundo juntos y le hemos escupido a la cara. Hemos dado vida. Nos hemos herido también, muy fuerte, por temor, por rabia, por influencias. Hemos caminado mucho antes de llegar esta noche para darnos un abrazo que nos haga reconocernos nuevamente, como esa raza de locos que se necesitan para vivir.

Y en ese abrazo eterno estamos cuando de pronto se viene un tema para poguear...yo te miro sonriente y corremos hacia la masa de gente, nos estamos riendo, estamos saltando, somos nosotros definitivamente, hemos vuelto. Cantamos y cantamos, nos miramos, miro al cielo, miro a la gente, siento la música. Estoy feliz de estar aquí esta noche.

Termina la última canción y la gente se empieza a dispersar. Yo, en verdad no quisiera desconectarme de tanta buena energía. Son casi las 12, pero yo no te he contado que no soy cenicienta, que aún me puedo quedar hasta las 3. Desde que te abracé no te he dicho mucho mas, y tu tampoco, pero tengo tu olor metido en la naríz y en todo mi cuerpo. Vamos yendo, me dices y me vuelves a coger de la mano. No digo nada, camino segura contigo, camino contigo.

Mientras estoy pensando que me vas a decir, dondé vamos a ir, que mas vamos a hacer esta noche, tus patas te pasan la voz, desde la vereda del frente. Me miras, quieres ir a saludar?. Te digo que está bien, cruzamos y todos nos miran sonrientes. Siento que  debo ser un elemento extraño, porque hace mucho tiempo que no andamos juntos, hace mucho que nadie nos ve juntos. Si hace unas semanas atrás nos preguntaban, ninguno quería hablar del otro. Y ahora estamos caminando tomados de la mano, delante de la misma gente con la hace unos meses, compartíamos parte de nuestras noches, de nuestras vidas, como magia, como si nada.

Nos invitan a acompañarlos, para unas chelas, en el centro. Me miras y me preguntas si quiero, claro que si, aún tengo tiempo. Ninguno de los dos menciona la conversa pendiente, creo que lo único que hacemos es disfrutar que estamos ahi, juntos, después y además de tanto.

Somos como 8 personas y todos tenemos que entrar en el carro de tu pata. Que locura. Todos tus amigos se sientan atrás y nos dicen que vayamos tu y yo, adelante. Supongo que saben, o que creen que saben, que hemos vuelto. Nosotros no decimos nada. Tu te sientas y me haces una señal para que vaya a ti, me dices despacito que sorry, que me puedo sentar en tus piernas, que no pasara nada. Eso me suena raro pero gracioso. Sonrío y me siento nomás, todo me parece muy bizarro, muy divertido, muy simplemente genial, no podría oponerme. Me hago la muy relajada, pero no cuento, claro que no cuento, con que estar tan cerca de ti me revuelve la sangre y me nubla las ideas. Que cuando estoy tan cerca, casi no me importa nada, que podría querer secuestrarte para amarte en ese mismo instante. Pero hago mi esfuerzo, me quedo callada, te siento en silencio, respirando cerquita y me siento con el corazón a mil otra vez. Me olvido del supuesto odio, de todos los miedos. Soy yo y estoy contigo. Viajamos hasta la luna desde San Borja hacia el centro de Lima.

*****************

Llegamos al bar y nos sentamos a beber con los amigos, brindamos, parecemos la pareja de siempre. Nadie tiene idea de que nos separamos de una manera tan fea, de que te dije que no te quería, de que llegue a sentir que te odiaba, principalmente porque todos me decían que debía hacerlo y porque yo quería desaparecer del mundo y que no me sigas mas. Nadie tiene idea de que te tuve miedo, porque el amor te llevo a decir y a hacer toda clase de locuras, incluso algunas que me espantaban. De que me tuve miedo a mi misma, de tanto amor que me hizo finalmente yo. En ese momento no te quería cerca, estaba confundida, mi cuerpo y mi mente cambiaban. Me falto valentía para creer en ti y también en mi. Te falto hablarme despacio y recordarme quienes éramos. Nos olvidamos de nuestras canciones.

Nadie tiene idea tampoco de que no te detestaba, de que sólo quería estar sola para liberarme de tanta presión. Quería borrarte de mi corazón para nunca mas volver ser tan vulnerable, para nunca mas perder la cabeza por amarte, para que nadie nunca me diga que no valías la pena. Nadie se imagina que aún en los momentos mas tensos y con el mundo en contra nuestro, aún haciamos el amor, aún nos deseábamos, aún queríamos mas. Nadie sabe nada, nadie entendería que después de todo aquello, hoy estemos tomándonos un chela en medio de gente que cree que nos conoce. Nadie nos conoce. Nadie me conoce a mi, como tu, ciertamente. Nadie puede imaginar en tu vives en mi y yo en ti, y nadie puede saber, ni siquiera tu, que mientras te ríes conmigo yo quiero mas, te quiero de nuevo, como antes y como siempre.

El tiempo avanza demasiado rápido y te pido que me acompañes un rato afuera. Te pido un cigarro, el primero despues de mas de un año, y te digo que ya falta poco para que tenga que irme, que mejor traigas mi mochila para irme cambiando y que de ahi me tomaré un taxi a casa. Te digo también que no me dijiste lo que necesitabas decir, que vamos a tener que hablar otro dia y me dices que está bien, que te encantaría que nos veamos nuevamente, que la has pasado genial. Me pides que espere un ratito, que vas por mi mochila. Me quedo viéndote de espaldas, quisiera correr y abrazarte, pero me reprimo a mi misma, es lo que me han enseñado.

Traes la mochila y te pido que me acompañes a la puerta del baño, porque hay demasiados borrachos faltosos a esa hora y porque en verdad quiero que estes a mi lado un rato mas. Caminamos juntos, el baño esta en una zona un poco oscura y cuando llegamos está ocupado, hay que esperar, me dices. Me recuesto en la pared. Te miro, me miras. Te acercas. Te dejo acercarte, te miro a los ojos y de pronto todo el mundo se detiene... Nos besamos. Nos besamos como siempre, con desesperación, con miedo, con todas las ganas del mundo. Cuando el beso termina, seguimos abrazados, con tanta fuerza. Me dices que nunca, pero nunca jamás, me vas a dejar ir otra vez. Lloramos, los dos estamos llorando y por mi parte sólo quiero que ese momento dure para siempre. Yo soy musa, tu eres el rey del cuento y nadie va a decirme nunca mas lo contrario. Nunca mas, porque te voy a querer hasta el fin del mundo. Entonces te pregunto despacito, con esa voz que solo tu me conoces, qué ibas a decirme esta noche. Me contestas bajito, pero eso sí, muy claro, te amo.

Y yo te creo. Todavía.

jueves, junio 28, 2012

Por estos días...

Cuando estoy creando hablo sola, como ahora.

Me da insomnio, como en este momento.

Hablo en la vida real de las cosas cotidianas, razonablemente, como corresponde a una mujer como yo. Sin embargo, y al mismo tiempo, estoy inventando y delineando historias en mi mente. Siento como que vivo en dos realidades paralelas y con la suficiente coherencia para sobrevivir, en ambas. Eso sí, cuesta.

Me enfrento a sentimientos bien guardados y que hasta podrían doler. Descubro también algunos nuevos.

Me siento mas sensible que nunca, mas marciana que nunca. Y me gusta, porque como dije, estoy creando y este es un proceso necesario.

martes, junio 19, 2012

Un análisis sobre la amistad...(en la era de la comunicación abundante)

Últimamente, he leído y escuchado, en diferentes contextos y de diferentes personas, todas mayores de 25 años, eso si, una frase que dice mas o menos asi "A más años (o más madurez), menos amigos".

Hace días que vengo analizando esa frase, y en mi caso, también puedo decir, con un poco de pena, que es cierta.

Durante estos años, que he pasado fuera de mi país, y que a la vez he entrado a la década de los treintas, he descubierto muchas cosas en mi. Por ejemplo, que a pesar de creerme muy cobarde, soy una persona valiente. Que aunque soy tímida y algo insegura, puedo dirigirme sin miedo a casi todo tipo de personas y puedo tambien soportar su rechazo. He dejado muchos complejos relacionados con mi físico de lado. Tengo rosacea en la cara y aunque gracias a un tratamiento estoy mejor, no me fastidian tanto mis granos ya, como parece que le pueden llegar a fastidiar a muchas personas que me han mirado mucho cuando he tenido una crisis de esta enfermedad y me han preguntado que tengo tan feo en la cara. No me cuido en el comer para verme flaca, me cuido mucho eso si, en la calidad de lo como, en cuanto a como afecta mi salud y en cuanto a como le gusta a mi paladar. No como comida chatarra porque no me gusta su sabor y porque creo que es dañina y poco creativa. Uso la ropa que me gusta y no gasto mucho dinero en ella, porque me parece innecesario. Educo a mis hijos con mucha disciplina, aunque ya no se use. No tengo juegos electrónicos o de video en casa. Tengo un Iphone que me regalaron, con poquitos apps. No tengo tv por cable. No veo casi TV. Hablo sólo con la gente con la que necesito o deseo hablar. Y aqui me detengo un momento.

Necesito hablar con muchas personas en la vida diaria. Tengo que comprar comida, hacer citas médicas cuando es necesario, saludar a mis vecinos, pagar o solicitar servicios. Esos serían ejemplos de cosas necesarias para la vida. Por otro lado, necesito y deseo tambien, contactarme con las personas que son importantes para mi, mis amigos y mi familia. Puedo pasarme muchas horas conversando con esas personas especiales en mi vida. También puede que hablemos menos de 5 minutos, pero se siente bien escucharles o leerles, saber que están bien o no tanto, pero que están.

Gracias a los famosos "medios sociales" la comunicación puede volverse muy muy fluida, si uno desea, y puede uno tener la oportunidad de ponerse en contacto con gente muy lejana físicamente. Oh el Facebook y toda la cantidad de gente que puedes encontrar o re-encontrar. Y sin embargo, aca empiezan mis objeciones a tanta oportunidad de comunicación. No se si a los demás les ha sucedido, pero a veces te puedes encontrar con alguna persona del pasado y su recuerdo te puede parecer muy agradable y emocionadamente puedes escribirle unas líneas e incluso intertar una comunicación mas directa a tráves de chat. Y luego, en el medio, te das cuenta que tu y esa persona, no tienen nada que decirse. No tienen nada en común. Chanfle, que desagradable sensación para mi cuando alguien me habla y no tengo que contestarle porque lo que me dice no me interesa o hasta me molesta...o peor todavía, cuando al ser cuestionada, no puedo decirle nada de mi, porque no lo entendería, porque no le interesaría...porque ya traté y estoy segura de que es asi...

También puede suceder, que no tenga uno tiempo para comentar o ponerles likes a todas las fotos e ideas de personas que estimas. O que simplemente no tengas tiempo para los medios sociales. O que no te gusten pues. Y luego estas personas que tu estimas mucho piensen que no te interesan. O que te contacten solicitando tus likes o comentarios, cuando estas digamos ocupadísimo o con ganas de ir ha hacer pipí.

Puede también que te aburras de que las personas te contacten incesamentemente para contarte sus problemas, sus quejas diarias y de pronto te sientas un consultorio sicológico online. O que otras personas tengan vidas tan perfectas y felices y documentadas con fotos diarias o con aún mas frecuencia, hasta que te canses de tanta belleza. O peor, que cuando quieras contar algo tuyo, repentinamente la señal se pierda. O que sientas que ya ni siquiera quieres contarles. Que ni siquiera sepas porque te conectaste. Chanfle otra vez!

Entonces contando a los amigos ofendidos a los que no les pusiste comentarios o likes. A aquellos que ya te aturde escuchar con quejas que ni siquiera tienen sentido del humor. A los super perfectos. Aquellos a los que ya te cansaste de escribir emails o mensajes para que nunca te contesten. Aquellos que sin ningún social media de por medio, no entendieron tus palabras y tus acciones y te dejaron de lado. Aquellos con los que ya no tienes nada en común, con los que no te sientes cómodo hablando de nada. Aquellos que no entiendan que aunque te ves un poco diferente, eres aún tu, un poco mas crecida. Aquellos que no entienden que tengas un blog, que te guste escribir, que seas un ama de casa-escritora-spanish teacher feliz, que no te hagas problemas porque hace mucho frío o calor, o porque tengas rosacea, o tengas canas, porque la gente hable de ti, porque tengas opiniones decididas respecto a la moral, a la cultura, a la educación, etc y muchos mas etcéteras. Entonces haces la cuenta y te quedan 4 amigos. O dos. Lo bueno es que esos son de verdad. Lo bueno es que no hablas con ellos en meses y el dia que te escuchan se alegran y tu te alegras...y retomas la conversación mas interesante del mundo, justo donde se habia quedado...

sábado, junio 02, 2012

Show me...

La incomodidad del secreto descubierto.
La sonrisa ante el recuerdo.
Los segundos en que eres niña nuevamente y piensas en el siguiente paso.
(Si es que lo habrá).

Tu.
O yo.
De tin marín.


Las ganas.
Los nervios.
La vida que te mantiene entre el sueño y la realidad,
danzando en una cuerda de equlibrista.

###########

Show me, show me, show me
how you do that trick...
the one that makes me scream, she said...

...Show me how you do it and
I promise I runaway with you...

viernes, mayo 18, 2012

Delirio de persecución (Cuento)

Para los verdaderos amigos, esos que siempre están atrás de ti, aunque no los veas, como ninjas, ninjas buenos.

 

Se levanta temprano, abre los ojos y los vuelve a cerrar otra vez. Hoy quiere ser invisible.  Presiente que es muy temprano, sin mirar el reloj, sólo porque puede ver el cielo por una rendija que han formado las persianas de su ventana y éste es aún un poco gris. Cuando está de ese color son alrededor de las 6 de la mañana, y recién como a las 6 y media saldrá el sol asesino, típico de esa ciudad.

Es demasiado temprano y no quiere despertar aún. Cierra los ojos, nuevamente. Puede sentir el sonidito de su respiración y el ruido de su corazón pum pum pum. No le gusta. Es como que una materia invisible empieza a perseguirla, cuando ella lo que mas ansía es estar sola. Y disfrutarlo. No despertarse a la realidad de un nuevo dia para ser encontrada. Ella quiere ser invisible.

Un par de vueltas en la cama y no logra conciliar el sueno nuevamente. Abre los ojos. Al costado esta su Iphone. Ha escuchado o leído en alguna parte, que las emanaciones de la bateria del celular podrían hacerle daño. No sabe que clase de daño, pero ella cree en las energías y no quiere cargarse negativamente. Y quiere disfrutar de ella sola, como antes. Quisiera desconectarse de todo y aun asi, el Iphone duerme casi siempre junto a ella.

Agarra el télefono para jugar Sudoku, ese jueguito con números que no siendo ella una persona muy aficionada a elos, encuentra muy entretenido, principalmente, porque la hace no pensar en nada. Se relaja o al menos, se olvida de todo. De pronto el teléfono emite un sonido. No puede ser, un email a esta hora, y ella que quiere ser invisible. Pero lo abre. Pero lo lee. Pero lo empieza a contestar y luego borra lo que ha escrito. Ella es  impulsiva, generalmente escribe lo primero que piensa y luego a la gente no le gusta, porque es muy sincero, muy franco, muy honesto y eso puede sonar mal. La mayoría de sus emails los relee, los edita y los suaviza antes de enviarlos. Por eso, a veces se pregunta que sentido tiene querer ser ubicada, si mejor sería ser invisible o muda. O no saber escrbir.

Envia una respuesta al email, suave y breve, exactamente como sabe ella que no es y se trata de concentrar en el juego nuevamente. Hay silencio. Todos duermen aún y nadie la necesita. Son las 6 y 30 de la mañana.

Acaba el Sudoku y todavía es bastante temprano. Se ha dicho a si misma que no quiere perder demasiado tiempo en Facebook, pero lo cierto es que a esa hora si hay tiempo que perder, con tal de no pensar. Entra a ver que hay, porque eso si, se ha vuelto bastante voyeur. Le gusta husmear lo del resto, ver rostros tan felices, lugares tan bonitos, hasta comiditas que no tienen olor pero deben ser bien ricas. Y ella, eso si procura, exponerse al mínimo. No tiene tanto bonito para mostrar además.

Encuentra el video una historia que la indigna, es sobre una reportera que gime y grita en un lugar que parece una selva. La mujer le dice a un hombre que ahí está el cuerpo de su hijo muerto, que debe estar sumamente descompuesto porque lo vienen buscando por mas de 15 dias. En el video se ve un bulto con mosaicos. La reportera que gritaba y gemia mientras recorría el monte le mete el micrófono a un padre frente al cuerpo sin vida de su hijo. Le dice que el muchacho muerto es un héroe (?) pero no le quita la cámara al hombre y a su dolor. Ella se indigna por miles de razones y empieza a ensayar un comentraio para colocar debajo de ese aberrante video. Explica que como madre, ver que algo asi le hiere. También se refiere, con cierto conocimiento, al estilo de periodismo basura que existe hoy, porque justamente ella fue a la universidad para estudiar esa carrera. Además habla de ética y hasta de política, tratando de ensayar la tesis, de cuando se jodió su país.

Relee su larguísimo comentario y lo empieza a modificar, lo va acortando, suavizando, amortajando, porque cree que muchos podrían sentirse ofendidos o simplemente no entender lo que ella esta tratando de decir. Luego reflexiona un poco mas, y se da cuenta que tal vez no es que no la van a entender, sino que a quien diablos le va importar lo que ella piensa. Además, quien se va a tomar el trabajo de leer algo tan largo, porque hoy en dia, nadie lee, es aburrido. Le da borrar a todo su comentario y vuelve a querer ser invisible. Porque una cosa es perder el tiempo y otra perder el tiempo y la energía y las ganas y la inteligencia. Y ahora si quiere que salga el sol y empiece el dia.

Finalmente lee que es el cumpleaños de una persona que conoce, pero con la que probablemente no ha mantenido una conversación en 5 años. Recuerda a la persona con simpatía y cariño y desea que de verdad la pase bien. Pero no le escribe un mensaje en su muro. Eso le fastidía un poco. Se pregunta si hara mal. De verdad su quisiera ser invisible, ciega, o no saber leer. En ningun idioma.

Son las 7 am. cuando mira el reloj y ya ha sido bastante tiempo perdido. Y son aún las 7. Y el dia es largo.

Y la van a encontrar. Le van a mandar un par de emails escritos exclusivamente para ella y mil mas con publicidad. Otros, la contactarán en msn o en el chat de Facebook. Tal vez sonará el whatsapp, le pedirán que mire fotos, que escriba comentarios, o sentirá que debe hacerlo. Algunas cosas que leera la alegrarán sinceramente y honestamente comentará. Y su comentario sonará falso, demasiado dulce, dirán. Muchos sabrán exactamente donde está y casi que está haciendo, aunque estén muy lejos.

Pero a casi nadie le va a importar.

Probablemente, no habrá una voz humana que pregunte como estás, porque desea saberlo.

Y ella borrará comentarios pensados, que quisiera decir de frente. Y se sentirá mal ante imagenes y palabras que le chocan, pero que nadie tiene verguenza de emitir en nombre de "la libertad de expresión" o porque simplemente nadie piensa en como se sentirá el resto. Y aunque le pese, también sentirá la necesidad de la comunicación virtual, porque de alguna manera, asi vive. Ya no puede estar sola nunca mas. Ya no puede estar inubicable. Ya no puede disfrutar de la soledad, del silencio, de si misma.

Y en este mundo no se puede ser invisible nunca mas.

 

jueves, abril 26, 2012

Puedo más

Las palabras que dije. Hirieron. Alejaron. Me presentaron cosas que hubiera preferido no conocer.

Las palabras que no dije. Separaron mas. Dibujaron fronteras. Me trajeron sorpresas ingratas.

Las palabras que no he dicho aún, no me llevarán a ningun sitio, pero me ahogan. Ahí en el medio de mi garganta. Ahí hondo en el pecho.

Estoy lejos. Mis gritos no se oyen, son sólo pensamiento. El grito pensado, reprimido, como me han enseñado.

Pero sí puedo.
Puedo más.

...Y las ganas, siempre las ganas.

martes, abril 24, 2012

Roaring Fire

I am fire

I am death

 

I stretch around you

My enemies are firefighters

water is my weakness

 

I burn down buildings

I walk to burn other parts of buildings

I stand to reach the ceiling

My arms stretch around things

You see my dark orange

You taste my hot ash

You shouldn’t touch me

I am hot as lava

You hear me yell at you

I am as loud as a plane or even louder

 

I am fire

I am death.

 

Autor: Alejandro Flores, mi hijo, el poeta.

domingo, abril 15, 2012

Mis simples razones para amar la primavera

 

Porque viene con mimosas al mediodía…

 IMG_1474

Porque los árboles empiezan a reventar de vida…

IMG_1461

IMG_1534

 IMG_1459IMG_1471

IMG_1527 IMG_1522

Porque me pongo de tan buen humor que hasta me vuelvo repostera…

IMG_1518

Porque hay “huevo hunting”…

IMG_1493

Porque existe mas que nunca el factor “sorpresa'” y cuando ya te la creíste, por ahi llega la nieve, otra vez…

IMG_1475

…y asi podría seguir, sólo que a veces no llevo la cámara, registro sólo con mis ojos…

viernes, marzo 09, 2012

…EN TRES ACTOS

I

El concierto está por terminar y ellos se están besando. Demasiado. Se han sentado en el pasto para besarse mas. Nunca es bastante. Nunca es suficiente. Los amigos los miran de lejos y se ríen, en ese estado mezcla de euforia y tranquilidad que les produce un trago barato. Se besan como si nadie mas en el mundo existiera. Se van sin despedirse y toman un taxi. Casi ya no pueden esperar mas, pero entran a comprarse un ron con coca cola, que el elixhir nunca falte!. Llegan al eidificio, suben las escaleras, entre besos. El amor sucede en la mitad del camino, el trago espera sentado en el descanso.

 

No es la primera vez
que me encuentro tan cerca
de conocer la locura,
y ahora por fin, ya sé qué es
no poder controlar...

II

Son las 5 de la tarde y el sol se empieza a poner. Te veo de lejos llegando (por fin). Hace siglos que nos gustamos pero nunca nadie se atrevió a decir nada. Me he subido a tu auto un par de veces antes, pero siento nervios como si nunca lo hubiera hecho. Bajas para abrirme la puerta. Me has invitado a tomar algo, saliendo del trabajo. Siempre actúas como un caballero y por ello creo que jamás sucedera nada romántico contigo, igual me gusta tu compañia, me haces bien. Subo, sonrío y trato de parecer natural. Arrancas, me dices que el nuevo sitio donde vamos me va a gustar, prendes la radio… De pronto frenas. Que pas...?. Mi pregunta jamás se completa. Me besas después de un frenazo, en la mitad de una calle. Me besa sin pudor, el chico tímido, cabelloroso.

I've wait hours for this,
I've made myself so sick...

 

III

Ella lo extraña mucho. Ya no pueden verse todos los dias, ni dejando uno siquiera, porque ya no viven en la misma ciudad. El promete llamarla y ella espera paciente a la hora señalada, junto al teléfono. Cuando éste suena, ella siente alegría y pena a la vez, quisiera tenerlo cerca, es su aniversario. El le dice que la extraña mucho y le pide un favor, raro, viniendo de un tipo serio y no muy sentimental, como él. Le dice que hay luna llena esa noche, que al colgar el fono, salga al jardín y mire la luna, que él va hacer lo mismo. Asi, en diferentes lugares, los dos a la vez, admirarán la misma luz. Luego ambos deberán cerrar los ojos, continua él explicando, para poder verse mentalmente. Ella se rie y él le repite que por favor lo haga, en serio, por favor. Ella cuelga y sale siéntiendose un poco rara, no es que ella sea la mas romántica tampoco. Mira la luna, de verdad estaba llena, hermosa. Cierra los ojos luego, se siente bien...pero de pronto siente como si alguien estuviera cerca. Abre los ojos, con nervios…Es él!. Te llame desde el el teléfono público de la esquina, sonríe. No hay mas palabras. Se besan y se ríen. La noche es perfecta cómplice, la luna, también.

Quiero ver,
quiero entrar,
nena nadie te va a hacer mal,
excepto amarte...

sábado, febrero 18, 2012

Yo declaro que…

Increíblemente, ya me está gustando como escribo.

Y paradójicamente, creo que cada dia tengo menos lectores.

Porque curiosamente, no me escriben comentarios de aquello que me gustó mucho escribir,

y que traté de poner en la mejor ortografía posible, en mi teclado en inglés y sin corrector,

haciéndole frente a mis grandes obstáculos,

la impulsividad por colgar los textos rápidamente cuando estoy en el humor perfecto para hacerlo,

y la flojera de buscar en el diccionario cuando no estoy segura como se escribe correctamente una palabra.

 

Me gusto cada día mas como escritora.

Aunque me preocupe mucho mas por la concordancia, la buena redacción y la coherencia de mis textos que de la ortografía y los signos de puntuación, debo reconocer.

 

Escribo con mas confianza.

Y mas seguido.

Para ustedes por supuesto,

pero principalmente para mi.

 

Y cada día me siento mas libre de ser

yo.

domingo, febrero 05, 2012

Estarías dispuesto a hacer algo.. para que el terror nunca mas se repita?

Están culpando a los jóvenes. Bueno, no los estan culpando, pero si criticando y exponiendo mucho. Exponiendo su ignorancia, tan atrevida, tan dolorosa, respecto a la etapa vivida por el terrorismo en el Perú durante los años ochentas e inicios de los noventas. Tendrán ellos la culpa de que nadie les haya enseñado?

Me he emocionado leyendo dos artículos sobre aquellas épocas de terror. Uno de ellos escrito por Beto Ortiz, muy sincero. Me he emocionado escuchando a la congresista o ex congresista  Luz Salgado (yo soy la ignorante acá en este caso) pelear con uno de los dirigentes de esa abominación denominada Movadef, que pretende colocar al terrorismo bajo la fachada de un partido político. Le he creído  indignacion a una mujer con la que discrepo profundamente en cuanto a ideales políticos, al escuchar a un atrevido, negar lo innegable.

No soy una persona de derecha. No creo en Fujimori, asi me digan que derrotó el terrorismo, que agradezca, que está bien enfermo. Por que si, tal vez hizo mucho y capturó a Abimael hiriendo de muerte a su nefasta gente, pero a la vez sembró los pilares para el embrutecimiento sistemático y caída de valores de la gente pobre (y no tanto) de mi pais, a través por ejemplo de sus nulas politicas para mejorar la educación, de su falta de moral y principios a comprar y vender conciencias, a través de sus diarios chichas, las calatas en las portadas reemplazando los muertos, sus revistas chichas, sus programas de Tv chichas y toda esa cultura o subcultura que solo contribuyó a seguirnos retrazando luego de la epoca del terror. Sin valores y educación, no somos nada, ya lo estamos viendo, no?.

Tampoco le creo al neoliberalismo económico que se fija solo en las cifras y en la comodidad de los de siempre. Mil veces me peleé con quien quiso escucharme y con quien no, durante la última campaña presidencial. Los que querían votar por el famoso PPK o por cualquiera que pudiera continuar el camino en el que estamos, si estamos regios, no vamos a dejar que un cholo venga a retrazarnos nuevamente. Estamos regios?. Yo desde afuera y por fotos veo a Lima mas bonita, con restorantes deliciosos, nuevos parques, centros comerciales, lugares que ya no reconozco. Hay inversión dicen. Si?. Y será que también hay una nueva delimitación que derrepente desconosco que ha proclamado el Estado Limeño-Peruano o la República de Lima?. Por que nadie me enseña nada del resto del país, a menos que sean los destinos turísticos, cumbres nevadas, risueñas playas. Los cholitos ignorantes dicen, que pena siento y sentí leyendo comentarios de personas supuestamente. mediana o grandemente educadas, en universidades e institutos prestigiosos, insultando a nuestros hermanos, porque claro pues, por ellos no me voy a joder, y ya no me digas mas Carlita que ahorita se me cuelga la web justo cuando estoy haciendo mi pedido en amazon.com...puedo usar tu dirección, no­?

Y quien soy yo para criticar tanto?. Por que estoy lejos pues y que voy a saber yo. Ese ha sido la respuesta defensiva mas elaborada que he podido conseguir. Bueno, si pues, no vivo allá y ahora me mojan otras tormentas, pero hay cosas que si sé, me las dice mis sentido común, mis ojos que ven, mi cerebro que piensa. Y hay otras que no me olvido y que no me las han contado, las he vivido. Por eso hoy le estoy quitando tiempo a mis obligaciones o al placer que me da escribir ficción, para sentarme a escribir esto, a riesgo de que probablemente a nadie le interese leerlo. Pero sí una persona lo hace y muevo algo en ella, bien. Porque ya tengo mas de 30 años y aun la idea de un mundo mejor, siendo construído de uno en uno, aun no me es indiferente. Porque quiero respirar tranquila rodeada de gente pensante, sensible, que aporte. Quiero que mis hijos lo hagan también.

////////////

Una noche, no recuerdo mi edad, pero seguro tenía mas o menos unos 11 o 12 años todo se oscureció. Bajé las escaleras desde el segundo piso al comedorde mi casa. Apagón!...que es eso?. Creo que tengo unas velas en el cajon de abajo, vamos aprenderlas. Prendamos la radio a pilas también, RPP Noticias, directo en directo. Llamadas de gente diciéndole a su familia que no se preocupen, que estaban bien, que ya llegaban. Mi abuela que mientras tanto jalaba el teléfono y llamaba personas, para ver como va a llegar tu madre. Y asi trataba de comunicarse con ella primero, coordinar con algún vecino taxista, con algun amigo, con alguien que estuviera cerca a un teléfono fijo, porque no habia celulares, quisiera aventurarse a recogerla, porque todo Lima estaba a oscuras y habia una joven madre de familia rompiéndose el lomo para sacar a sus hijos adelante sola, trabajando en San Isidro, que no podía llegar a casa en el Rímac ,porque el transporte público se había paralizado por el apagón. Y sí, adivinaste, no teníamos auto propio. Mi abuela era una mujer muy religiosa, asi que aparte de coordinar con llamadas y escuchar RPP, rezábamos. No recuerdo la hora en que llegó mamá durante ese primer apagón, porque ya era muy tarde, pero llegó sana y salva , aquella y todas las veces. No todos contaron con la misma suerte. Muchos se quedaron en el medio del camino a casa.

Esas noches de apagón se hicieron parte de nuestras vidas. Hasta que mi mamá ya no tenía tanto miedo creo, porque ya no habían coordinaciones telefónicas, ni enviados al rescate. Eso si, mamita alumbraba la entrada con velas y esperaba cerca a la puerta, por si acaso.

Así vivíamos, o sobrevivíamos, señores jovencitos que no se porque sus papás, hermanos mayores, abuelos, o maestros no les contaron. Se hacían tareas con velas, con lámparas de ron de quemar que botaban un humo negro horrorozo que podías ver en tu techo. Obviamente no habia Internet (tampoco hubiera habido energía para prender la computadora) asi que investigábamos en libros y todo se hacía a mano. Y ojo, jovencito, eso fue sólo 15 años atrás, no soy tan vieja y no te estoy contando de la prehistoria.

Cuando había balaceras por los terrucos atacando la comisaría que quedaba a 5 cuadras de mi casa, nos metían abajo de las camas y luego dormíamos todos juntos. Yo no le decía a nadie, pero no quería dormir cerca de la ventana, me acurrucaba en el ángulo mas lejos de ella que podía. La noticia mas común era morir por una "bala perdida" asi es que yo no quería que eso me pase a mi. Se escuchaban explosiones horribles, de noche, feo. Una vez, estaba yo sentada en el mueble de mi sala y banco de Credito del barrio reventó y salí volando del mueble hasta el suelo. No me hice nada, pero el susto fue brutal. No imagino lo que habrá sentido la gente que estaba cerca, o la que se murió, que muerte mas fea. Ese dia que volé de mi sillón, mi madre bajo aterrada buscando a mi hermano que no estaba en casa. Eran creo que las 6 o 7 de la noche, no mas tarde. Mi hermano corría hacia casa asustado a la vez que mi madre ganaba la calle. Todos llorábamos. Nos entrenaron para que en caso de bomba, nos tiráramos al suelo, cubriendo la cabeza y con la boca abierta, para que no revienten los tímpanos, dijeron.

Cuando llegaron los quinceañeros y los apagones eran pan de cada dia, las chicas que tenían plata contrataban grupos electrógenos para sus fiestas (ajá, algún amigo de unos 15 años hoy, sabrá que significan esas palabritas? Por si acaso, grupo electrógeno no es una banda de música) . Las que no teníamos, rezábamos para que no nos toque racionamiento de luz ese dia. Porque como los postes de energía eléctrica los habían reventado casi todos con las bombas, los que funcionaban no alcazaban para toda la ciudad y había que tomar turnos entre los distritos para tener unas horas de energía eléctrica. (Asu, como era chica y ahora soy mamá, recién pienso como habrá hecho mi abuela para que la comida no se malogre, si la refri pasaba horas apagada!).

Y la gente salia a las fiestas asi a oscuras, porque repito, asi vivíamos.  El dia de mis quince años, la electricidad llegó media hora antes de la fiesta. Se fue cuando estaba en la peluquería, con medio peinado hecho. Esto es una frivolidad para las cosas de terror que se veían en la época, pero yo tenía 15 años y tenia derecho a soñar con un cumpleaños bonito. Porque con bombas, velas, lámparas de kerosene, toques de queda, radios a pilas, balaceras y bombas, uno aun era adolescente.

Acá me detengo con una pregunta. Guerra he escuchado que le han llamado últimamente al terorrismo que nos destruía entonces, asi es que quisiera saber contra quien luchaban estas personas, para quien y por qué. Nunca lo supe, nunca lo entendí. Para el pueblo dicen. Si los mas pobres eran quienes mas sufrían, los campesinos de provincias eran los que primero reventaban, los pueblitos de gente humilde eran los primeros arrazados donde mataban a padres delante de hijos, a familias delante de otras y tantas otras atrocidades. Cual era su idea de justicia, de bienestar para el pueblo?.

En la escuela, todos los días en la mañana rezábamos para que todos los papás, mamás, hermano o seres queridos que tuvieran que salir de casa, llegaran a salvo al final de la jornada. Todos los dias, había una cancion llamada Alto al fuego, la cantábamos también. Queríamos paz!. Yo no salia del Rimac casi nunca. No podia hacer las cosas que hoy cualquier joven hace, como ir al cine, porque ponían coches bombas a la salida de ellos también. Los cines quebraron. En mi barrio habían dos, los dos cerraron. Encontrarme en el centro comercial con amigos, imposible, esos también quebraron. Los Enatrus, que eran el transporte público antes de las combis, también los reventaban. Pasar frente a algún edificio público o Embajada de algún pais, reza para que una bomba tampoco te reviente. Teatros, alguno existia?. Conciertos?. Nadita, mas que tratar de seguir viviendo, leer, conversar mucho y escuchar tu radio a pilas, creo que por eso me gusta tanto la música. Y por eso reniego porque los medios electrónicos y las redes sociales,  para mi jamás superarán a la comunicación personal.

Podría enumerar algunas experiencias mas si sigo urgando en mi mente, pero estas son las mas frescas, las que salen primero. Creo que estan bien claras. Me pregunto cuantos estarían dispuestos a dejar la comodidad del olvido en nombre de nuestro pais. Siempre es la misma pregunta, por que los peruanos no tenemos memoria?. Será que no queremos tenerla?. Estarías tu dispuesto a compartir tus recuerdos?. A contarlos a tus hijos?. A tus sobrinos, a los mas jovencitos que conoces, en vez de regalarles celulares y darles plata para que salgan y te dejen en paz un rato?. Los sentarías contigo después de un almuerzo, de una cena y tocarías este tema?. Estarías dispuesto?.

**********

Nota: Hace mas de una semana que escribí esto antes de publicarlo en el blog. Hoy ya esta de moda hablar de otra cosa, dpor ejemplo, de las ofensas de un escritor hacia la comida peruana. Mañana que será?. A alguien le importaran las cosas importantes, valga la redundancia, o todo es moda, trend topics, titulares, Facebook, Twitter y nada más. Ojalá alguien pudiera entender mis cuestionamientos y mis preocupaciones, me sentiría mas acompañada, mejor.

jueves, febrero 02, 2012

A mi no me gusta lavar los platos

…por ejemplo. Que tal si esa es mi nueva afirmación para convertirme en una chica superada y cool. Por que ante todo la sinceridad, no?. Hay algunas chicas regias que no les gusta pues cocinar, o cuidar hijos, o estar casada pof, porque no me gusta firmar papelitos, muy convencional, y además tener hijos, ay nooooo, que esclavitud, deformarse, encima yo no tengo paciencia y primero es mi carrera.

Y son lindas, no?. Que regias por la vida se oyen al pronunciar tales palabras con soltura y seguridad. Que van a andar en líos existenciales!. Es que son mujeres de la era moderna pues, que van a estar afanándose en no se, en un ají de gallina en la cocina, desmenuzando pollo, si se pueden comer digamos, ensalada Cesar con blue cheese light, mientras actualizan su estado de Facebook en el IPhone y les hacen la pedi, divinas!. Entonces, como yo las envidio y tambien quiero ser regia y moderna proclamo: A MI NO ME GUSTA LAVAR LOS PLATOS!.

Ojalá sirva de algo.
He dicho.

Ps. Hoy no hay canción, es que para ser regia no puede gustarme una música en especial, debo escuchar de todo!.

domingo, enero 22, 2012

...There in Heaven...

Mamita,

Partiste hace un año de este mundo, pero para mi, tu presencia es eterna.

Hay días en que me levanto, digamos de mi cama, de una silla, de un sillón... que paso de una habitación a otra y tengo que contener la idea que coger el teléfono para llamarte, porque ahora ya no vives en Jesús María, tampoco vives en el Rímac, ahora vives cerquita de Dios, radiante.

También vives en cada Escapulario que hay en mi casa. En mi voz firme cuando hablo de mi fe, en las oraciones que repito buscando paz, en las palabras que les digo a mi hijos para motivarlos. En la locura de la limpieza, en las recetas de la cocina, en el aceptil rojo para la garganta. En la ropa limpia y sin manchas que se debe usar para salir a la calle. Vives en cada retrato tuyo que tengo en mi casa. Vives en mi.
Sin embargo, te echo mucho de menos. Me gustaría conversar una vez mas contigo y que me digas pequeña. Me gustaría que me tomes la mano cuando por miedo, me falta el aire y me digas, que por favor, no sea tonta, que todo está bien. Quisiera que me repitas una vez mas que tenga fe. Que le hables de mi a tus amigas con orgullo, que me preguntes por Sophia y por Alejandro, que ellos pudieran escuchar tu voz por el teléfono también. Que yo pudiera escucharte, especialmente que pudiera escucharte decirme Carlita, de la forma en que sólo tu sabes hacerlo.

Quisiera que te preocupes por mi y mi comportamiento nuevamente. Quisiera esconder las chucherías caras que me compraba para que no me criticaras. Esconder novios o pretendientes impresentables. Quisiera correr para llegar a la casa los domingos, de amanecida, antes de que tu salieras a misa. Quisiera volverte a decir que voy a ser mamá y que me digas pícaramente que ya lo presentías. Quisiera contarte lo mal que salen algunas recetas y contarte secretos para que no se los digas a mi mamá. Quisiera volverte a contar que me saqué buena nota, que fueras otra vez a mis actuaciones del colegio representando a mi mamá, quisiera ponerte nuevamente musica de New Kids on the Block para que me digas que te gustan a ti también, que tambinén te gustaron los Beatles, que la abuelita Antonia bailaba Beatles en complicidad con mi madre. Quisiera llegar a casa y que me preguntes si quiero comer. Eso si te prometo, que trataría de no cometer la malacrianza de no comer tu comida. No digo que lo haría perfecto, pero trataría de verdad de comer todo lo que me pusieras en frente porque pasa que ahora ya no lo puedo probar mas y sabes que quiero aunque sea oler el pavo que preparabas para Navidad o mi aji de gallina de cumpleaños, para tener esa hermosa sensación de hogar.

Hay muchas cosas que quisiera, contigo y de ti, porque de todo lo bueno, uno busca repetición. Entonces, hagamos un trato. Yo seguiré contandole al mundo el honor que he tenido al ser tu nieta. Trataré de esforzarme mas en la cocina, de "moderar mi carácter". Cuidaré de mis hijos tratando de hacerlo tan bien como cuando tu me cuidaste (de verdad, lo intentaré!). Mi fe jamas decaerá. Viviré lo mas contenta que pueda, comiendo lo que me gusta, riendo, ayudando al resto, procastinando de vez en cuando también, me quejaré un poco cuando lo necesite, pero trataré de no lloriquear tan seguido y no fregaré a nadie. Trataré con todas mis fuerzas, porque ésta es bien dificil, de perdonar a aquelllos que nos hicieron algún mal (especialmente a esos que te lo hicieron a ti). Y no dudaré ni por un segundo, que algun dia, cuando Dios diga, nos volveremos a ver y nos abrazaremos bien fuerte. Y comeremos aji de gallina, porque ahora se que dirijes la cocina celestial.

Mamita, te amo. Te abrazo y te beso con todo mi corazón.

Carla

Would you hold my hand
If I saw you in heaven?…

lunes, enero 02, 2012

Al fondo hay sitio

Y adelante también. Tengo al frente un año enterito para vivir y lo primero que debo hacer, como me dijo mi madre, es hacer espacio.

Las cosas que tienen que pasar, van a pasar, nada es estático. A veces nos ponemos cómodos con ciertas personas, en ciertas situaciones y con ciertas cosas que creemos que jamás van a cambiar, o por lo menos, no nos cuestionamos respecto a su permanencia. Eso me paso a mi, en el año que pasó. Tuve que ver partir personas queridas,  dejar lugares conocidos, enfrentarme a algunas situaciones por primera vez en la vida. Y esas cosas partieron y yo me negaba a decirles adiós, buscando de una manera u otra traerlas de vuelta, las llamaba con mis pensamientos, las alimentaba con mis recuerdos, las hacia parte de mis tiempos, aunque ya no existían mas.

Pero ya se acabó. Perder el tiempo en cosas que ya no existen, amistades que ya no sienten, personas que se alejaron por su voluntad, sentimientos que se han extinguido, casas en las que ya no habito, trabajos que ya no realizo, rutinas imposibles de volver a repetir, es eso precisamente, perder el tiempo. Y creo que es mejor ganarle algo bueno a cada hora del dia y hacer de nuestra vida, algo memorable.

Abro campo para el 2012, que lo bueno y nuevo que deba entrar ahora lo haga con ganas, estoy lista para recibirlo!.

(Y siempre hay espacio para que entren a la vida, nuevas, eternas, viejas y renovadas, favoritas canciones…)