domingo, junio 19, 2011

Tercer Domingo

Hoy es el dia del padre. Yo no tengo padre. Eso no me hace sentir mal. Tampoco bien, sólo rara. Es raro porque no entiendo bien lo que sienten los hijos hacia un papá. Se lo que siento por una mamá y por una mamita, también por un hermano y un esposo. Se lo que siento por mis hijos. Daría lo que fuera por mis hijos, los amo y me gusta estar junto a ellos. Me gusta que mis hijos tienen un papá que los ama. Los siento felices. Yo también soy una persona generalmente feliz, que disfruta lo bueno y torea lo mejor que puede las circunstancias difíciles.

Usualmente no pienso en mi padre, la verdad, pero como hoy la mayoría menciona a esa persona especial que ayudó a darles vida, entonces mi imaginativo y filosófico cerebro se sobre-estímula y empieza a pensar como sería y como hubiera sido tener un papá para amar. Y me mata la curiosidad y empiezo a inventar historias en la mente. Pero bueno, sólo por un rato la verdad, de ahi me olvido…y entonces actúo como cualquier dia normal…

(Esto no fue un mensaje a la conciencia. Solamente una reflexión en voz alta.)

4 comentarios:

Antuca dijo...

Filosofar....a veces es bueno...a veces los papás están ocultos dentro de las mamàs machas que sacan a sus hijos adelante... Solo es cuestión de sobredimendionarla.... =)

Carla dijo...

Si, buen punto Antuca, toda la razon, hay madres que son padres geniales tambien!.
En este post, mi idea mas que nada iba por el lado de que me da curiosidad saber que siente el resto, que tiene un papa que celebrar. Yo por mi parte, no hecho de menos nada, en este aspecto solo existe un conjunto nulo-vacio en el espacio asignado a "padre". Creo que uno no puede echar de echar de menos algo que no conoce, asi que en ese aspecto creo que tengo suerte. Gracias por comentar!

Imberbe_Muchacho dijo...

que extraña sensacion no tener padre... tpdp un mundo por explorar

Carla dijo...

Hey Imberbe, yo leo tu blog, me gusta, pero te perdiste harto tiempo! Que chevere que hayas pasado por el mio, me siento casi famosa jajaja

Y si, es una sensacion rara, pero usualmente solo dura los terceros domingos de junio y luego se olvida....generalmente...