jueves, noviembre 18, 2010

REJECTED. Post rabioso de una mente generalmente en paz

Rechazada. Rechazado. El club de la inmensa minoría, o de los que son pocos, pero son.

Me he asegurado de no pertenecer a demasiados colectivos en mi vida. No siempre a propósito, he de reconocer. No soy socia de ningun "club", no tengo "grupo de patas de barrio", ni "grupo de la promoción del cole", ni soy parte del "grupo de siempre de la universidad". Tengo unos pocos amigos de aqui y allá que estamos unidos por el afecto mutuo.

Me he liberado de calificativos que me unan a grupos masivos como las "Mamás de Colorado", las "Ex alumnas del Patrocinio", "Las bloggers mas reconocidas" (ese es un ejemplo de una exclusión no realizada a propósito!). Fácil tambien porque me falta constancia y porque no puedo con las rutinas. Tampoco estoy en el gremio de profesionales de mi carrera, no soy fanática de ninguna banda en particular, serie de televisión, telenovela, actriz o actor. No tengo dispositivo electrónico favorito, grupo político que suscribo o marca de ropa o de zapatos preferida, listada en mi pared de Faceboook. Tampoco soy parte algún grupo que lucha contra algo. Tal vez ha sido falta de oportunidad en algunos casos, pero principalmente es falta de ganas, porque pienso, por ejemplo, que hay mucha diversidad en la vida y es dificil hacer "favoritos" incondicionales en ciertas categorias.

Por qué tengo que mencionar todo eso? Porque me parece contrastante el hecho de que no he buscado afiliarme a los pensamientos, sentimientos, posturas o identidades de ciertas mayorías, asociadas en grupos y he vivido mas o menos tranquila en mi creencia de la individualidad, mas aún, en la comodidad de mi personalidad solitara, pero cuando he necesitado unirme, afiliarme, por los convencionalismos de la vida, por la politica cochina o la odiosa burocracia, algunas veces he recibido el rechazo, REJECTED, y me he puesto a pensar porque me siento mal. Será que al final del día, todos necesitamos realmente ser parte de algo?. O será simplemente que sé que si quiero vivir en paz, tengo que cumplir con las leyes del mundo, alinearme en la fila y seguir mi camino?.

Ya dije que soy defensora del individualismo, como forma de manifestacion del ser humano. No creo en patriotismos, ni me gustan las fronteras. El Perú, el país donde nací, me parece fascinante y me encanta haber tenido la oportunidad de crecer en él. El Perú es un lugar hermoso. Pero si hubiera sido otro sitio, no creo que hubiera habido mayor problema. Creo mas en el poder de mi pequeña familia, en la lucha de mi madre y mi abuela, en el amor de mi hermano, como influencias y motores de mi vida. Por estos dias, por ejemplo, soy feliz en Colorado. Me gusta mas pensar que soy una cuidadana del mundo, un ser humano igual que los otros, con dos piernas, dos brazos, ojos, boca, etc. Odio pensar que haber nacido mas allá o mas acá influye para recibir diferentes tipos de tratamiento, miradas, apoyo o rechazo. Pensar que alguien merece menos o mas por haber nacido en determinado lugar del mundo, por tener la piel de cierto color, me parece el pensamiento mas ridículo que existe, sin embargo, asi exactamente está configurado el mundo.

Este post es extraño, se mueve de un lado a otro sin mucha dirección, no tiene mis mejores palabras, pero lo queria escribir desde hace mucho. Para los gringos soy una peruana que tal vez los quiere estafar al presentar solicitudes de residencia permante, por eso, en cuanto puedan estampar REJECTED por alguna razón, lo harán felices. Por mi parte, aun cuando me encante la idea de pertenecer al inmenso colectivo de "seres humanos habitantes de la tierra", en cada solicitud llenada en este país pertenesco a la raza (?) "hispana". Nadie allí me va a ver como un ser humano que quiere vivir en paz con la gente ama. Yo soy un numero en un papel, un ladrillo en la pared, en una pared en la que ni siquiera desearía estar, si tuviera elección.

A mi me gusta no pertencer mucho a nada, porque prefiero, pertenecerme al menos, a mi misma.

2 comentarios:

Infinito dijo...

De acuerdo Carlita, todo tipo de organización u asociación que tienen como objetivo juntar personas por intereses comunes, lo único que realiza finalmente es excluir, y es que la exclusividad termina siendo intolerate.

Imaginemos un mundo sin organizaciones.... es este uno de esos momentos en el que me siento totalmente anarquista(punks not dead)... ves ya mismo me estoy incluyendo en un grupo jajajja

Muy buen Post y animo Carlita :)

Carla dijo...

"Hey ho, let's go..."
Asi es, querido Infito, que viva no exclusion y si, casi siempre terminamos siendo parte de algo, a veces sin siquiera pedirlo...pero al final lo que cuenta es la actitud (punks not dead!)