jueves, octubre 21, 2010

Vada

Mi nombre es Vada. Soy reina de la séptima calle pero principalmente una mujer, que vive en un mundo escencialmente masculino.Y lo masculino me atrae, vale decir. No tengo referentes que seguir, no tengo ídolos que adorar, no tengo metas que perseguir. Soy producto de un sueño y entre ellos vivo, aunque en ocasiones tenga ganas de escapar hacia la realidad, producto del goce que me producen ciertas sensaciones que quisiera hacer eternas. La música abre mis alas y me impulsa a volar.

Soy Vada la dulce, la alborotada, la bella, la musa. Cuento historias, pero tambien las cuentan sobre mi. Puedo ser también Vada la indecisa, la sumisa, la silenciosa, la dura y la maliciosa. Soy todo eso y mas. Soy lo que tú quieras, pero principalmente, lo que yo quisiera ser.

Mientras vuelo, me ejercito escribiendo con la mente.

miércoles, octubre 20, 2010

Cartas de Vada al Rey *El principio de los hechos

Querido Reycito:

Te he bautizado asi, Rey, porque necesito que vengas a acompañarme a gobernar en mi castillo de sueños. Yo, la reina Vada de la séptima calle, sé que no te vas a negar porque tú no sabes decirme que no. Yo tampoco se decírtelo a ti, que quede claro.

Necesito método, disciplina, que no tengo, para cumplir con mi oficio de contadora de historias. Pero cuando estas conmigo, todo es mas fácil y quiero creer que asi, contigo al lado, puedo lograrlo.

Reycito, se bien que no le puedo andar diciendo a todo el mundo esas ideas locas que tengo, que estamos juntos en conciertos oscuros, donde nos escondemos para besarnos mucho, pero tal vez puedo contarles una historia de amor donde la chica buena sale ganando, porque eso gusta. Si lo cuento en pocas palabras, mejor aún. Tampoco puedo andar hablando de las cosas que te grito cuando ni siquiera tú puedes escucharme, cuando te hablo en silencio, con mis ojos cerrados. Pero puedo empezar a inventarme otras cosas, cositas que los demas si pueden leer, en forma de cartas derrepente, como praticando. O tal vez puedo agarrar valor para zurrarme en todo y escribir esa historia genial que hasta ahora no quiere salir, pero siento que esta en camino.

Por favor entra al castillo, cierra la puerta con llave y tírala al fondo de nuestro mar.

Vada.