jueves, febrero 25, 2010

La llamada (II capítulo de “Nos vemos donde siempre”)

…Guau, te extrañé tanto!, dijo Diego después de recuperar el aliento luego de hacer el amor con Helena.

Habían pasado tres semanas desde la última vez que la vio y se despidió de ella "para siempre" un dia antes de su boda. Había llegado de luna de miel ese sábado en la mañana y al anochecer, le habían faltado alas para volar al discreto hotel en el que siempre se encontraban. Estaba seguro que Helena no fallaría a la cita y no se equivocó.

Yo también te he extrañado, pero esto no puede continuar, pensaba Helena por su lado, sin hablar. No se atrevía a moverse ni a proferir una sílaba. El miedo la dominaba. Miedo de que él se vaya en cuanto ella abriera la boca o de que ella misma explotara y le dijera todo el dolor que le producía saberlo casado con Isabel o por último, que se atreviera a proponerle que si él dejaba todo, ella también lo haría y entonces se quedarían juntos y serian felices para siempre.

De pronto el celular bailarín se remece en la mesita de noche de la habitación, produciendo un extraño ruido, como un zapateo, sacando a Helena de sus pensamientos. Se incorpora ella y mira la pantalla, era Javier. Contesta entre sorprendida y nerviosa, Hola... no, ahora no puedo hablar...no, no me incomódas, te llamo en un rato por favor…gracias…bye.

Era la llamada que había esperado durante tanto tiempo. Meses, días o tal vez toda la vida. Helena necesitaba sentirse querida, deseada, protegida, ella era la reina del romance, la chica linda del cuento y necesitaba que alguien le de valor, que la saque de su pensión vestida de blanco, alguien como Javier…no como el Gato Diego que estaba dormido a su lado y que le complicaba tanto la vida.

 

imagesCAJ3XYW6 

 

Javier habia cortejado a Helena como tenía que ser, educada, finamente, con invitaciones y regalitos lindos. Le había pedido ser enamorados un día regresando de la playa, con esa preciosa canción de fondo, mientras siga viendo tu cara en la cara de la luna, mientras siga escuchando tu voz…Y ella le habia dicho que "si" al bajar de auto y se habían besado tan rico.

Desde ese dia, Helena y Javier eran los enamorados mas felices del mundo. El le traía chocolatitos Sublime y la llamaba gordita, era un hombre bueno. Lástima que no comprendiera que ella era una chica tan linda y que todos tenian que mirarla y que eso le diera rabia, que lo pusiera tan celoso.


Habían muchas cosas que Helena tampoco comprendía, eso si. Como cuando un dia una vendedora en una tienda del Jockey Plaza no había querido mostrarle esos zapatos de esa marca extranjera que costaba caro. Esta bien que sus zapatos fueran de Trujillo y ella en verdad no comprara en el Jockey, pero esos zapatos estaban bien bonitos y esa mujer la miró mal.

No entendía porque a veces esas vendedoras y las chicas de la universidad no se daban cuenta que ella era linda y porque hablaban medio asi en inglés, que ella no entendia y con cara tan seria, si la vida era linda en castellano, en salsita, en cumbia y danzando. Y que pena que Javier no entendía que ella tenia que bailar con los otros chicos del trabajo tampoco. Ella si era la estrella ahi, entre ellos. Bailando y riendo ya no se se sentía tan rara, tan fuera de lugar en la vida.

Lo que si le gustaba mucho a Helena era como Javier la cuidaba y la ayudaba en el trabajo cada dia. Se repetía casi a diario lo suertuda que era. Que Javier fuera su jefe y su chico era la cosa mas genial del mundo, aunque fuera un secretito. 

Helena quería a Javier, sí, y la mayoria del tiempo lo veía muy serio y se preocupaba. Ella quería hacerlo reir y decirle que queria amarlo como una loca para siempre, queria casarse con el y tener hijitos. Eso era lo que mas le entusiasmaba, el casarse, los hijitos, una vida linda y normal, en una casita, no en una pension fría, de señoritas sin familia. Suficiente con los 5 horrorozos años que había pasado ahí mientras estudiaba en la universidad.

Quería mucho a Javier pero le daban entre gracia y nervios esos interrogatorios que él le hacia por las noches, como le revisaba la lista de llamadas en el celular. Encima no sabía porque toda esa pasión, ese carácter fuerte no se reflejaba en sus manos, en su boca, ya que luego de los primeros apasionados besos, no habia nada mas que un sexo incípido de vez en cuando, y hablar de matrimonio, nada.

Por qué Javier no queria casarse, por qué tantos celos, tanta seriedad,  se preguntó Helena durante muchas noches, chela en mano, escuchando cumbia, en la soledad de su cuarto…


viernes, febrero 19, 2010

Nos vemos donde siempre (I capítulo)

¡Espero que no lo hagas, que no lo hagas, que digas no!…Qué hago?. Aparezco y grito, te pego, te beso, te saco corriendo como en esa antigua telenovela "Carmín" se llamaba, no?. Carmín me quiero poner en la boca, pintarme de puta y aparecerme ahi en el medio de la Iglesia. Eso es lo que quiero, Gato, para que te duela y congelarte esa sonrisa del chico buena gente que no eres.

Pero me quedo aqui sin hacer nada, porque tengo tantas ideas en la cabeza, que me abruman. Por un lado, tengo tu sonrisa grabada y la sensación de tu cuerpo junto al mio. Por el otro, Javier que me sigue, me persigue y me espera. Javier representa lo seguro, lo conocido, la tranquilidad, justamente lo que a ti y a mi parece no gustarnos.

Se que esto no es el final, de eso estoy segura.

************

Mientras Helena pensaba todas esas ideas sentada en la alfombrita ubicada en el centro de su cuarto de la pensión de señoritas, con su botella de chela en mano más, Diego daba el si en el altar a Isabel, su chica de siempre, la linda Isi, la buena Isi, la eterna Isi, el único espécimen femenino que habia logrado domar a la bestia que tenía en el corazón y también entre las piernas. Al menos en parte, al menos de manera que hoy pudieran estar parados ahi, frente a la familia y amigos, sin que él hubiera salido corriendo espantado y nadie pudiera encontrarlo.

girasoles_van_gogh

Salud conmigo! se dice en voz alta Helena y de pronto su teléfono empieza a bailar en el suelo, gracias a a función “vibración”, precisa para hacerse a la que no quería escucharlo. Baila y baila y en la pantalla se lee GATO, el apodo de Diego.

Baila, baila el teléfono y Helena no contesta. Baila una vez, se detiene, baila otra vez, baila igual que las parejas en el medio de la fiesta del matrimonio de Diego e Isabel, baila igual que la buena Isi con su papá, con sus hermanos, con los primos, haciendo tiempo para que llegue Diego, que se ha sentido súbitamente mal y ha tenido que correr a los servicios (desde donde marca rápidamente el telefono de Helena, pero está loca no contesta!).

Baila por cuarta vez el celular y entonces Helena se rie y contesta al fin:

-Que quieres, Gato?.
-Te extraño
-Huevón, ándate con tu esposa!
-Te necesito.
-Maricón!
-Nos vemos el próximo sábado, donde siempre.
-No tienes verguenza...
-No. Me muero por verte... hasta el sábado
-Andate a la mierda, Gato!
-Bye

Asi eran sus conversaciones, siempre, desde la primera vez en que se separaron, después de besarse toda la noche, cuando ella quería que él se quede a dormir y él tenía que acostarse temprano para recoger a Isabel, su Isi, del aeropuerto. Me gusta ser honesto, Helena, y  por eso te digo que tengo novia, todo el mundo lo sabe. Sin embargo siento una conexión super especial contigo, le habia dicho Diego justo antes de besarla. Esa noche se habían besado por primera vez y se habían tocado muchisimo. Mas tarde él le habia dicho que era la chica mas linda que habia conocido en su vida y luego, a los 10 minutos, había mirado su reloj y habia salido apurado. Ella lo habia llamado al celular para recriminarle y él se había reído y le había dicho que era bella, una gata salvaje. Y después, a los días, se habian visto y besado, visto y hecho el amor, visto y reído, visto y llorado y por supuesto se habían mandado a la mierda por el fono, y eso lo harian siempre, era el sello distintivo de eso especial que tenían. Eso era lo que Helena pensaba y cuando sorbía su chela y las lágrimas le corrían, sonreía…

“TU AMOR CAMBIO MI VIDA PORQUE TODO LO QUE TE HACE BIEN SIEMPRE TE HACE MAL…” …MUY CIERTO FITO…

::::::::::::::::::::::::

Nota de la autora: Un dia sentí que no tenia ideas para escribir, que tal  vez ni siquiera tenía talento para hacerlo. Ese dia entre a un blog donde una escritora daba consejos a otros escritores y decía que el arte de escribir debia practicarse a menudo, casi como un deporte. También decía que si te sentias “vacío de ideas” podias tratar de contar cualquier hecho que conocieras,y probar ponerle mas personajes, o cambiar finales, como ejercicio. Ese dia, también recorde una historia que me contaron y que me pidieron, medio en broma, escribir. Utilizando ese recuerdo y buscando entre mis propias ideas esa noche empecé a dar forma a este relato’ejercicio que hoy les posteo. Debo decir aunque tiene una base real, es ficción lo que van a leer y que los nombres y lugares no son reales?. Mejor si lo digo, por las dudas.  Voy a colgar la historia por partes o capítulos, a lo telenovela, (ya que de hecho a veces  pienso que lo es!). Cuéntenme que les parece. Carla

miércoles, febrero 03, 2010

Algunas locas ideas tras un lapso de ausencia

Estoy un poco de malhumor y un poco triste,
(mala combinación)
no tengo creatividad para un nuevo post,
o digamos que si tengo,
seguro está por algun lugar,
pero no la encuentro.

Tal vez si alguien me dijera que necesita leerme
inventaría una razón para hacerlo feliz,
y ser feliz yo también.

Estoy cansada de la vida moderna y el facebook,
del iphone, el twitter y las pantallas planas,
por el simple hecho que siento
que nos hacen olvidar el placer de tocar,
de sentir,
de mirar a los ojos....

Como no tengo nada mejor en que pensar,
(aunque debería)
y dizque hay que ser positivos,
decidí hacer una lista de las cosas que me provocan mucho
(derrepente a alguien también le provocan
o alguien me quiere invitar
o agitar una varita mágica
o alguien decide mandarme a la porra por idiota).
POR FAVOR, CREO QUE ECHO DE MENOS LA REACCION HUMANA!

munch_grito_b

En fin, aquí la lista:
  • Quisiera en este momento mi pelo laceado por una peluquera y por arte de magia, nuevamente largo.
  • Un helado de chocolate D'onofrio.
  • Aji de gallina calentito de mamita, concolón de arroz con pato.
  • Mis manos con las unas pintadas, digamos, de rojo.
  • Una cancion tipo Friday I'm in love sonando sin que yo la  haya puesto.
  • Unos jeans que me queden perfectos.
  • Salir guapa en una foto.
  • Que no exitan visas para visitar paises, o que las den fácil y los pasajes no sean caros, para poder invitar a mucha gente querida a visitarme.
  • Que sea primavera para empezar a plantar mis flores.
  • Mudarme a un departamento en primer piso para no bajar haciendo piruetas con mis paquetes y mis hijos.
  • Que mucha gente lea mi blog y me deje muchos comentarios interesantes.
&%&%&%&%&
Pero como van a leer el blog si escribo cosas tan instrascendentes, y tan largas, y tan sin sentido... (ah! pero es una lista de deseos a falta de inspiración, señora. Y que dibujito le ponemos hoy caballero?...Pues tal vez mi superhéroe favorito, para que venga a ayudarme!).
caricatura-chapulincolorado
PS. Oh si, Radiohead suena (en mi computadora, alguien aun escuchará radio?) y entonces el mundo es un lugar mejor!