viernes, noviembre 20, 2009

Algunos versos sin métrica ni rima, no coincidentes con mi estado de ánimo actual

(Pero que necesitaban ver la luz…Sí, por qué no?)

Dias con sus noches que espero por una señal. He vuelto a vestir de negro. Hasta esos encajes patéticos, de puta, los traigo debajo, tal como querías. He vuelto a casa y he sacado las manos por la ventana (parece que llueve). Sí, ya lo sabes, no llueve, sólo garúa y Lima es la ciudad mas triste del mundo. Y siempre nos queda Paris…pero no conosco!. No se mucho, no se nada, sólo se que te espero. Vamos, vuelve a casa. El silencio me asusta. Si quieres no digo nada. Si quieres tambien te hago reir. Déjame poner a Fito y de ahi te ries de lo que quieras. De mi, o de lo que no soy. De lo que siempre he sido. 27 campanadas consecutivas, mientras arranco calendarios, me recuerdan que hace rato debías haber llegado.

noche_estrellada[1]

BONUS TRACKEstos son dias de felicidad y de nostalgia, con mucho trabajo también. En el medio de todo, siento como una gratísima obligacion autoimpuesta, el postear, porque estoy descubriendo que este pequeno Blog me esta haciendo soltar todo, sentirme ahora si, libre. Gracias por leerme. CARLA.

jueves, noviembre 12, 2009

Algo sobre mi

Soy una extranjera en un lejano pais...Pero lejano a qué?. Todo en este mundo es relativo. Tal vez es lejano al lugar donde nací y donde viví la mayor parte de mi vida, pero cercano a otros lugares. Mi mente se contradice cuando quiero excusarme por algo o justificarme. A veces cuando escribo, quiero justificarme. Quiero que mi vida suene bien, glamorosa, divertida, buena...normalita.

Vivo imaginanando, paso la vida soñando...despierta. Digo que me he aceptado pero no estoy tan segura, por que si asi fuera, no estaria buscando la aceptacion de los demas. Me complico, me enredo, no me hallo. Tal vez sea que vivo en una soledad a la que no termino de adaptarme.

A la vez, no estoy arrepentida de mis pasos. Es curioso, pero prefiero estar aqui segun yo, lejos y sola, que no haber venido nunca. No sé que es mas fuerte en mi, la curiosidad infinita o el miedo. Me asustan miles de cosas, como la soledad, el silencio durante tiempos prolongados, los ruidos fuertes, ciertos animales. Pero a la vez, no soy alguien que se conforme con lo siempre conocido, no encuentro comodidad en las rutinas y menos en creer que ya se lo suficiente. Me gusta aprender, quiero saber siempre más, pero no sé si eso es un problema.

Me doy cuenta de que hay mucha gente que no me soporta. A veces soy bastante metiche en mi  loco afán de ayudar a salvar el mundo. Soy una especie oscilante entre la Madre Teresa y Deprak Choprak, pero bien mundana. No recojo enfermos graves ni tampoco tengo la clave para la superación personal, pero quisiera consolar siempre a la gente, darle esperanza. Lo malo es que muchos ni siquiera me lo han pedido y a otros tantos creo que los aburmo. A veces me pregunto si mis ganas de ayudar no tendran que ver con el hecho de que quisiera que un dia venga alguien y me ayude a mi.

Pienso bastante, digo bastante porque no se si es valido decir que se piensa demasiado. Me pregunto si toda la gente o algunos en el mundo piensan tanto como yo. Si se preguntan tanto las cosas como yo, si las analizan tanto. Y si sacan tantas conclusiones como yo. Tengo las mas diversas teorías en mi cabeza, que van desde porque la comida peruana es tan rica por su variedad y sus mezclas, hasta mi idea de que el amor de pareja como la sociedad lo concive no existe, y que las almas gemelas no están juntas en la mayoria de veces.

Me pregunto realmente si soy una extranjera, pero del mundo, del planeta tierra. Siento que a nadie le importa mucho quien soy yo, que estos dias nadie tiene mucho tiempo para escuchar y tal vez yo tampoco, porque hay bastante que comentar (pero el Facebook, por supuesto). Aunque me gusta escuchar y dar opiniones, siento que he perdido sensibilidad. Siento que la vida ha sido un poco pendeja conmigo, que me ha arranchado mucho de las manos, pero a la vez, a quien no le ha hecho lo mismo. Eso me ha otorgado cierto fastidio. Y aqui me contradigo, a veces quiero salvar al mundo y a veces ni me va ni me viene que se este yendo un poco o mucho, a la mierda. Tengo una edad en la que la gente ya encontró al orientacion en su vida, o al menos eso aparentan. Yo no he encontrado mucho, soy la misma cojuda de siempre. Incorformista, indecisa pero bien segura de sus ganas de saber. Y de escribir.

jueves, noviembre 05, 2009

Besos

Quiero besos al por mayor
besos, besos, besos
largos, largos
besos torpes, con risas aguantadas, besos de amor.
Mejor no tantos,
mejor un par que duren muchísimo
casi para siempre.


martes, noviembre 03, 2009

Yo no soy una lady, SOY UNA BITCH!...


...Escuché asombrada en un dia cualquiera, de la boca de una mujer mas o menos de mi edad...y me incomodé, mucho. Porque yo soy una dama, siempre trato y me siento rara de que alguien se enorgullesca de NO serlo. No se porque tendría que avergonzarme por decir, o hacer notar con mi forma de ser que no me gustan las palabrotas gratis, las criticas personales despiadadas, la vulgaridad, los gritos, la musica demasiado alta en un lugar muy cerrado (y eso que me gusta el punk!) y que yo creo en Dios. No se porque para ser cool o gustarle a la gente tienes que parecer mala, no se porque es como un tesoro invisible el demostrar que una es mejor que la otra y que es mas viva, de acuerdo a la medida directamente proporcional de lo fuerte que pueda ser tu voz o tus expresiones o a cuantos les puedas pasar por encima.

No me doy cuenta que algunos años han pasado por mi, presisamente por una que otra arruga en mi cara o porque mi estomago no tolera tantos piscos sours como antes, yo creo que esas cosas son mas circunstanciales. Me doy cuenta que el tiempo pasó porque he aprendido a querer y aceptar muchas cosas en mi y en los demas que antes no hubiera, y contradictoriamente, empiezo a reconocer sin temor los detalles que me molestan de gente de mi generacion y de las nuevas. Por qué el insulto, la groceria y la deslealtad son ahora tan super que, por ejemplo, halagar a la gente, no decir muchas lisuras y tener una sola pareja resulten opciones tan poco atractivas?.
Aunque hablé hace poco respecto a las cosas que me llevan al limite, tengo que decir que la vulgaridad y la simpleza de cierta gente me hace sentir mucha lástima, lástima porque es tan generalizado el asunto que no le veo mucha salida. Y me fastidia. Y me considero una mujer normal, bastante curiosa, eso si. Camino con los ojos bien abiertos y también con los oidos y veo tanto y escucho tanto que a veces no quiero ver ni oir, a veces me confundo y me pregunto si soy yo la marciana.
Tolerancia...y antes de hablar o hacer, piensa por favor, no efendas con tu boca. Yo también prometo hacerlo.
"Ser vulgar es encasillarse, es renunciar al respeto propio, es fundirse en los moldes la bajeza común" (Nietzche)

Post dedicado a mi pata del alma, Alfredo León.