domingo, octubre 25, 2009

Benditas las cosas simples y buenas que alegran mi vida!

Sophia le dice a la pila (también conocida popularmente como pichi) "caca-agua"...no puedo evitar reir y asombrarme por su maravillosa asociacion de ideas.


Alejandro me llama Piru, no mamá y me parece maravilloso, porque en el mundo hay solo una Piru para Alejandro, yo.


Una cerveza helada en un dia de sol, un vino tinto nocturno para descansar del largo dia.

Mi mamá llegando a Denver, todos los años, la misma emocion al verla subir por las escaleras de llegada en el aeropuerto.

Mis hijos cantando canciones que cantaba yo de niña. El otro dia escuche a Alejandro entonando el DO RE MI de The Sound of the music (La Novicia rebelde, le pusieron en el Perú) y recordé una vez mas que la música es el sabor de mi vida.

El recuerdo de las manos de mamita.


El punk y mas punk, que me hace sentir eternamente joven, vital, valiente.

Me contarias que te alegra a ti?

1 comentario:

Anónimo dijo...

Las cosas pequeñas son las más importantes, como solía decir Sherlock Holmes. El vertiginoso y voluptuoso placer de la belleza está en todas partes: en un fractal, en la sonrisa de un niño, en la reverberación del sol sobre el desierto, en la silueta de los minaretes de Istanbul hacia el ocaso.
Y el conocimiento lúcido, el de verdad, libre de drogas u otros estimulantes baratos, te permitirá...
"Ver el mundo en un grano de arena
y el cielo en una flor silvestre,
sostener el infinito en la palma de la mano
y la eternidad en una hora"
(fragmento de William Blake)

Gustavo