jueves, febrero 26, 2009

Llegando al límite

“El éxito… se debe a cuánta gente te sonríe, a cuánta gente amas y cuántos admiran tu sinceridad y la sencillez de tu espíritu. Se trata de si te recuerdan cuando te vas. Se refiere a cuánta gente ayudas, a cuánta evitas dañar y si guardas o no rencor en tu corazón. Se trata de que en tus triunfos estén incluidos tus sueños; de si tus logros no hieren a tus semejantes…Es acerca de tu inclusión con otros, no de tu control sobre los demás…No es acerca de cuantos te siguen, si no de cuantos realmente te aman. Se trata del equilibrio de la justicia que conduce al bien tener y al bien estar. Se trata de tu conciencia tranquila, tu dignidad invicta y tu deseo de ser más, no de tener más”.

Hace unos días, hablando de gustos, le decía a alguien que no me gusta decir que “odio” algo porque me parecía que odiar era un sentimiento demasiado fuerte, demasiado negativo para aplicarlo a las personas, peor aún, a las que nunca he visto cara a cara en mi vida (Por ejemplo: Odio a Angelina Jolie porque le quito el esposo a Jennifer…”).
Asimismo, me parece muy duro para calificar cosas, palabras o situaciones (odio la cebolla, odio el trafico, bueno en Lima tal vez si se puede odiar el trafico, odio el frio). Y realmente no tengo problemas con quienes “odian” esas u otras cosas, pero prefiero decir que a mi simplemente no me gustan y trato de no odiar porque creo que de eso ya tenemos bastante en el mundo (sino hay que preguntarles a los judíos y los palestinos, por ejemplo).
Sin embargo y porque soy al fin un ser humano, hay ciertas cosas que rebasan mi actitud positiva y me hacen casi desear pasar al plano de los odios porque producen en mi fastidio, incomodidad , erizada de pelos (bellos?). ..y a veces todo junto y tan fuerte, que hasta puedo inspirarme y escribir sobre el tema.
Por eso y muchas cosas más, he elaborado una lista variada, un poco inexplicable y no exclusiva de cosas que me llevan al límite de mis malos sentimientos, así como una reflexión personal al final de este articulo.
He aquí la lista de “detestables”:
-Los términos, amia, amix, amiguita, amigaza.
-Los pensamientos largos, retorcidos y mal escritos que sirven para nicknames de MSN, facebook, etc. (Ej “Florecita primaveral: Ama cada dia como si fuera el ultimo porque lo mismo que lo das, lo recibes”)
-Los grupos y los fans en Facebook.
-La gente que pone la servilleta de papel aplastada en el plato cuando acaba de comer…más cerca aun del límite, cuando esas personas piden también palito de dientes…y lo usan en mi cara.
-La gente que dice que no toma ron porque lo mejor que han probado es Cancún o Cartavio. ..Sorry!, pero inténtelo con algo con un poco de calidad y luego me dicen...si aun así no les gusta, les creo.
-La gente que cree que es col drogarse…peor cuando son viejos.
-La gente que constantemente dice odio la nieve, a Gianmarco (Ok, a él casi se le puede odiar), los judíos, cuando no los conocen.
-La gente que odia comidas porque encima ponen cara de vomito y dicen ajj porque no es justo para los que si nos parece delicioso, por ejemplo, un buen arroz con leche, escuchar al de al lado decir, que asco!.
-Los gringos que piensan que soy “weird” porque doy muchos besos, porque le rape la cabeza a mi hija para que le crezca el pelo, porque lavaba la ropa con mis manos o porque como entrada, segundo y si puedo postre en mi almuerzo.
****************
Aunque si soy bien franca, en el límite de mi paciencia esta todo lo estructurado, todo lo que es previsible y demasiado perfecto y maquillado, como las guirnaldas para las puertas en los Estados Unidos: verdes en Navidad, de paja en otoño, la bruja en Halloween , últimamente rosadas en San Valentín y las flores en verano. No me gusta cuando la gente juzga sin saber, y no me gusta la gente que no le interesa saber, porque siente que todo lo sabe. Tampoco la gente que habla de trabajar mucho y muy duro sin haberse esforzado de verdad, sin haber creado algo con sus manos o con su cerebro, sin haberse ensuciado las manos para limpiar un toilette, la mierda que no sea la propia o para sacarle el pellejo a un animal que luego será su comida. La gente que no ve mejor mundo que el de lo conocido. O los que piensan que el Perú es una porquería y encima lo dicen cada vez que pueden. No me gustan los muy valientes que no le temen a nada, los que lloran por las puras, ni la gente que toma fotos por cualquier cosa. Pero sobretodo, no me gusta la gente que piensa que me conoce y que quiere juzgarme o calificarme. Para mí la felicidad no es decir que estoy contenta y que la hice linda en Estados Unidos, yo estoy tranquila con vivir de acuerdo a mis leyes, a mis principios, a mis creencias…y a manifestarlo abiertamente, sin ganas de molestar a nadie.
Y a ti, que te lleva al límite?.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

¿A mí? Hay muchísimas cosas que me llevan al límite y muchísimas más que me reconducen al núcleo. Así de ese modo oscilo plácidamente entre ambos extremos. Alegrándome de la alegría ajena, simpatizando con la desgracia de los otros.
Gustavo

carla dijo...

Que bueno que me sigas leyendo...te extrane a ti y a maria Luisa con las 4L!!

IncaSudaca dijo...

- El pelo de hombres y mujeres con look mojado -porque vaya si se ve mojado con el pringo de mierda ese- y la cara brillante de grasa. Me cae peor en fotos; en directo puedo girar la cabeza.

- La gente que queda bien con todos (tipo Shepherd).

- La gente que no come picante me parece insulsa.

- La gente que te habla tan de cerca que te lanza todo el tufazo de caries en la cara.

redrum dijo...

¿"Florecita primaveral"? ¿A quiénes tienes agregados como contactos al Msn, sis? Aunque la verdad, creo que a todos nos ha pasado (x ej: "faltan pocos días para estar juntitos, amore mío... te amo de aquí hasta la luna. Tu Cachorrita"). Hagamos un análisis:

- ¿Amore mío? ¿Será está chica nativa de Venecia, Calabria o Milano? Porque a menos que sea descendiente directa de Rómulo y Remo y no una pobladora de San Juan de Lurigancho, no entiendo el uso del italiano.
- ¿De aquí hasta la luna? Ahí deberíamos enviarla, para que mate de cursilería a los selenitas.
- Tu Cachorrita: no comments. Por los clavos de Jesús Fuckin Christ, no comments.