viernes, diciembre 25, 2009

Ansío,

la tranquilidad de las personas viejas,
el regalo de su sabiduría...

la sonrisa abierta de la gente buena,
la que vive en paz
y no se complica con disparates...

la mirada de los niños,
llena de esperanza, de ilusión...

ver cada año los colores navideños
rojo
verde
dorado
el brillo...

el olor a comida hecha en casa,
a horno encendido.

Ansío paz
Ansio amor,
para mi vida,
para ti.

Ansío dar.

FeLíz  Navidad!

 

early dec 029

domingo, diciembre 20, 2009

¿Qué le pasa a la gente?

¿O qué me pasa a mi?. Me peleo a diario conmigo misma para no ser severa, para no juzgar, para vivir mas ligera sin andar señalando, pero diantrés! Que pasa en el mundo que la gente ya no parece gente, o no parece tener un corazón en el pecho, sino no sé, un ipod, un wi? o cualquiera de esas cosas tecnológicas que son tan chéveres...pero tan artificiales!

Ojalá hubiera un regla, como en los teoremas matemáticos, que nos dijera que está bien y que esta mal...porque derrepente la mas equivocada soy yo, pero porque siento que cada dia la gente es mas fria, mas intolerante, mas cerrada en sus convicciones, menos dispuesta a probar lo que no conoce, mas criticona con los demás (me incluyo!), pero mas segura de que es mejor que nadie, menos amorosa, menos con ganas de aprender y con mas ganas de creer que todo lo saben. Son pocos, pero son y a veces me molesta... y me decepciona.

No me siento muy feliz hoy con lo que veo en ciertas gentes y a veces en mi y no se por qué me molesta tanto, pero me fastidia. Me siento bastante Van Gogh hoy, bastante Kurt Cobian también, pero mas Carla Pereyra que nunca . Tal vez necesito solo unas manos amorosas, unas palabras sencillas, una cama calientita, buena música para escuchar, un tinto para beber y  mis recuerdos de la gente que quiero para abrigarme en esta fria noche de invierno, algo que me regrese al núcleo, que me haga sentir que en cualquier lugar del mundo donde esté, soy la misma chica del Rímac que no para de vivir soñando. Y es feliz sintiendo…

PS. El post de hoy no tiene ilustración, tiene canción, porque a veces los reclamos se oyen mejor cantando…

domingo, diciembre 13, 2009

Entre líneas

Quiero hablarte y que me leas
entre líneas.

Entre líneas tocarte despacio
para que mi voz fuerte y clara
no te hiera
o te incomode
o te fastidie,
para que mi franqueza no te abrume
y esas palabras,
entre líneas,
hagan asomar la duda
y una sonrisa que te dure todo el dia
de lo rico que sea imaginar.

Que mis palabras no demuestren mas intención
que el amor que entre líneas deslizo,
a cada momento.

Joan_Miro

martes, diciembre 01, 2009

Aqui entre brothers, a propósito de bodas.

Querido hermanito,

Mucho me he demorado en escribir esto porque en mi corazón, aún tengo la esperanza de estar contigo en este dia. Y creo que lo estoy, como todas las veces en que chicos nos cubrimos las espaldas o nos acusamos miedosos para terminar castigados ambos.

Hoy te vas de la casa a vivir tu nueva vida. Yo tambien me fui asi un dia, pero como le digo a mi mamá, esa casita del Rimac es siempre mi hogar y en verdad no me he ido del todo.

Nos hemos hecho grandes hermano y nos hemos puesto muy lejos el uno del otro. No se tu, pero yo aun añoro esas noches vísperas de Navidad, en que nos dejaban dormir juntos, añoro jugar con los zapatos de taco de mi mama, ir en verano a Chiclayo, rogarle juntos a mi mamita que no nos acuse, ir a fiestas, quedarnos conversando en tu cuarto, pelearnos como locos, tirarte la leche caliente encima de la cabeza o recibir patadones con tus zapatitos ortopédicos, porque eres mi hermano y esas son cosas que los hermanos hacen.

Siempre he sido la loca de entre los dos, la rebelde, la solitaria. Tu eres el amiguero y el del gran corazón... somos bien diferentes hermano, pero nos une la misma sangre y mil y un recuerdos de una niñez bella, protegidos por ese par de angeles que son nuestra madre y nuestra mamita.

 

   
chuz3 chuz5

Ahora que estoy lejos, no se que daria por estar ahi abrazandote, también fregándote, mirándote la camisa por atras, como lo hice tantas veces, para ver si estaba correcta. Me muero por bailar contigo como lo hice el dia de mi matrimonio o el dia en que te jodi por enésima vez, yendo a tu fiesta de prom.

No tengo tampoco palabras para decirte como llenaste de amor mi vida cuando llego Alejandro a este mundo. No olvido a mi bebe en tus brazos, tranquilo; y como repetimos años despues la hazaña cuando mi pequeña Sophia se quedó tan contenta contigo a los minutos de conocerte.

Y ahora, quisiera que oigas un poema, que escuché en una pelicula justamente en la escena de un matrimonio, porque quiero dedicartelo.

(He hecho una traducción especial para nosotros, el original, para los quisquillosos, el original es en ingles)

Llevo tu corazón

Llevo tu corazón conmigo
(lo llevo en mi corazón)
nunca estoy sin él
(tú vas donde quiera que yo voy, querido mío;
y todo lo que hago por mí misma
lo haces tú también, hermano mío).

He aquí el más profundo secreto que nadie conoce
(he aquí la raíz de la raiz y el brote del brote
y el cielo del cielo de un árbol llamado vida;
que crece más alto de lo que un alma puede esperar
o una mente puede ocultar)

y éste es el prodigio que mantiene a las estrellas separadas:
llevo tu corazón
(lo llevo en mi corazón).


Quiero que sepas que donde estes tu, de cierto modo yo estoy, porque somos la misma sangre, desplegamos la misma energia, somos ramas de un mismo tronco. Y se que ahora, donde estás, eres el mas feliz del mundo. Por lo tanto, yo lo soy junto contigo y te abrazo con mi alma. Que Dios bendiga tu matrimonio, hermanito mio.


Y disculpa este arrebato de protagonismo que tengo al hacer pública mi carta para ti. Pero se que fácil no estas sorprendido, soy Carla, tu hermana mayor y estas son el tipo de cosas que hago. Y tenia que estar presente contigo de algun modo. Llevo tu corazon, lo llevo en mi corazón.


Recuerda que eres el menor y tienes que aguantarme.
Te amo.

viernes, noviembre 20, 2009

Algunos versos sin métrica ni rima, no coincidentes con mi estado de ánimo actual

(Pero que necesitaban ver la luz…Sí, por qué no?)

Dias con sus noches que espero por una señal. He vuelto a vestir de negro. Hasta esos encajes patéticos, de puta, los traigo debajo, tal como querías. He vuelto a casa y he sacado las manos por la ventana (parece que llueve). Sí, ya lo sabes, no llueve, sólo garúa y Lima es la ciudad mas triste del mundo. Y siempre nos queda Paris…pero no conosco!. No se mucho, no se nada, sólo se que te espero. Vamos, vuelve a casa. El silencio me asusta. Si quieres no digo nada. Si quieres tambien te hago reir. Déjame poner a Fito y de ahi te ries de lo que quieras. De mi, o de lo que no soy. De lo que siempre he sido. 27 campanadas consecutivas, mientras arranco calendarios, me recuerdan que hace rato debías haber llegado.

noche_estrellada[1]

BONUS TRACKEstos son dias de felicidad y de nostalgia, con mucho trabajo también. En el medio de todo, siento como una gratísima obligacion autoimpuesta, el postear, porque estoy descubriendo que este pequeno Blog me esta haciendo soltar todo, sentirme ahora si, libre. Gracias por leerme. CARLA.

jueves, noviembre 12, 2009

Algo sobre mi

Soy una extranjera en un lejano pais...Pero lejano a qué?. Todo en este mundo es relativo. Tal vez es lejano al lugar donde nací y donde viví la mayor parte de mi vida, pero cercano a otros lugares. Mi mente se contradice cuando quiero excusarme por algo o justificarme. A veces cuando escribo, quiero justificarme. Quiero que mi vida suene bien, glamorosa, divertida, buena...normalita.

Vivo imaginanando, paso la vida soñando...despierta. Digo que me he aceptado pero no estoy tan segura, por que si asi fuera, no estaria buscando la aceptacion de los demas. Me complico, me enredo, no me hallo. Tal vez sea que vivo en una soledad a la que no termino de adaptarme.

A la vez, no estoy arrepentida de mis pasos. Es curioso, pero prefiero estar aqui segun yo, lejos y sola, que no haber venido nunca. No sé que es mas fuerte en mi, la curiosidad infinita o el miedo. Me asustan miles de cosas, como la soledad, el silencio durante tiempos prolongados, los ruidos fuertes, ciertos animales. Pero a la vez, no soy alguien que se conforme con lo siempre conocido, no encuentro comodidad en las rutinas y menos en creer que ya se lo suficiente. Me gusta aprender, quiero saber siempre más, pero no sé si eso es un problema.

Me doy cuenta de que hay mucha gente que no me soporta. A veces soy bastante metiche en mi  loco afán de ayudar a salvar el mundo. Soy una especie oscilante entre la Madre Teresa y Deprak Choprak, pero bien mundana. No recojo enfermos graves ni tampoco tengo la clave para la superación personal, pero quisiera consolar siempre a la gente, darle esperanza. Lo malo es que muchos ni siquiera me lo han pedido y a otros tantos creo que los aburmo. A veces me pregunto si mis ganas de ayudar no tendran que ver con el hecho de que quisiera que un dia venga alguien y me ayude a mi.

Pienso bastante, digo bastante porque no se si es valido decir que se piensa demasiado. Me pregunto si toda la gente o algunos en el mundo piensan tanto como yo. Si se preguntan tanto las cosas como yo, si las analizan tanto. Y si sacan tantas conclusiones como yo. Tengo las mas diversas teorías en mi cabeza, que van desde porque la comida peruana es tan rica por su variedad y sus mezclas, hasta mi idea de que el amor de pareja como la sociedad lo concive no existe, y que las almas gemelas no están juntas en la mayoria de veces.

Me pregunto realmente si soy una extranjera, pero del mundo, del planeta tierra. Siento que a nadie le importa mucho quien soy yo, que estos dias nadie tiene mucho tiempo para escuchar y tal vez yo tampoco, porque hay bastante que comentar (pero el Facebook, por supuesto). Aunque me gusta escuchar y dar opiniones, siento que he perdido sensibilidad. Siento que la vida ha sido un poco pendeja conmigo, que me ha arranchado mucho de las manos, pero a la vez, a quien no le ha hecho lo mismo. Eso me ha otorgado cierto fastidio. Y aqui me contradigo, a veces quiero salvar al mundo y a veces ni me va ni me viene que se este yendo un poco o mucho, a la mierda. Tengo una edad en la que la gente ya encontró al orientacion en su vida, o al menos eso aparentan. Yo no he encontrado mucho, soy la misma cojuda de siempre. Incorformista, indecisa pero bien segura de sus ganas de saber. Y de escribir.

jueves, noviembre 05, 2009

Besos

Quiero besos al por mayor
besos, besos, besos
largos, largos
besos torpes, con risas aguantadas, besos de amor.
Mejor no tantos,
mejor un par que duren muchísimo
casi para siempre.


martes, noviembre 03, 2009

Yo no soy una lady, SOY UNA BITCH!...


...Escuché asombrada en un dia cualquiera, de la boca de una mujer mas o menos de mi edad...y me incomodé, mucho. Porque yo soy una dama, siempre trato y me siento rara de que alguien se enorgullesca de NO serlo. No se porque tendría que avergonzarme por decir, o hacer notar con mi forma de ser que no me gustan las palabrotas gratis, las criticas personales despiadadas, la vulgaridad, los gritos, la musica demasiado alta en un lugar muy cerrado (y eso que me gusta el punk!) y que yo creo en Dios. No se porque para ser cool o gustarle a la gente tienes que parecer mala, no se porque es como un tesoro invisible el demostrar que una es mejor que la otra y que es mas viva, de acuerdo a la medida directamente proporcional de lo fuerte que pueda ser tu voz o tus expresiones o a cuantos les puedas pasar por encima.

No me doy cuenta que algunos años han pasado por mi, presisamente por una que otra arruga en mi cara o porque mi estomago no tolera tantos piscos sours como antes, yo creo que esas cosas son mas circunstanciales. Me doy cuenta que el tiempo pasó porque he aprendido a querer y aceptar muchas cosas en mi y en los demas que antes no hubiera, y contradictoriamente, empiezo a reconocer sin temor los detalles que me molestan de gente de mi generacion y de las nuevas. Por qué el insulto, la groceria y la deslealtad son ahora tan super que, por ejemplo, halagar a la gente, no decir muchas lisuras y tener una sola pareja resulten opciones tan poco atractivas?.
Aunque hablé hace poco respecto a las cosas que me llevan al limite, tengo que decir que la vulgaridad y la simpleza de cierta gente me hace sentir mucha lástima, lástima porque es tan generalizado el asunto que no le veo mucha salida. Y me fastidia. Y me considero una mujer normal, bastante curiosa, eso si. Camino con los ojos bien abiertos y también con los oidos y veo tanto y escucho tanto que a veces no quiero ver ni oir, a veces me confundo y me pregunto si soy yo la marciana.
Tolerancia...y antes de hablar o hacer, piensa por favor, no efendas con tu boca. Yo también prometo hacerlo.
"Ser vulgar es encasillarse, es renunciar al respeto propio, es fundirse en los moldes la bajeza común" (Nietzche)

Post dedicado a mi pata del alma, Alfredo León.

domingo, octubre 25, 2009

Benditas las cosas simples y buenas que alegran mi vida!

Sophia le dice a la pila (también conocida popularmente como pichi) "caca-agua"...no puedo evitar reir y asombrarme por su maravillosa asociacion de ideas.


Alejandro me llama Piru, no mamá y me parece maravilloso, porque en el mundo hay solo una Piru para Alejandro, yo.


Una cerveza helada en un dia de sol, un vino tinto nocturno para descansar del largo dia.

Mi mamá llegando a Denver, todos los años, la misma emocion al verla subir por las escaleras de llegada en el aeropuerto.

Mis hijos cantando canciones que cantaba yo de niña. El otro dia escuche a Alejandro entonando el DO RE MI de The Sound of the music (La Novicia rebelde, le pusieron en el Perú) y recordé una vez mas que la música es el sabor de mi vida.

El recuerdo de las manos de mamita.


El punk y mas punk, que me hace sentir eternamente joven, vital, valiente.

Me contarias que te alegra a ti?

martes, octubre 13, 2009

Tengo algo para ti

Me haces reir a pierna suelta, sobretodo cuando no terminas tus chistes malos de oficina.
Me haces renegar y hasta sudar cuando me pides algo "para cuando puedas"
justo cuando estoy solucionando el problema de la bomba atómica.

Me gustan tus manos, tan suavecitas,
pero no cantes porque se me paran los pelos,
tal vez porque envidio tu desparpajo
y tu infinita alegria,
(Aunque agárrense si levantas la ceja).

Me haces sentirme niña de nuevo (quiero ser como tu cuando sea grande)
y a veces me dejas mandar,
como me gusta,
Me haces creer que de tu mano todo es posible
(y sé que lo es)
Me haces creer en Dios.


(Te quiero mamá!)

miércoles, octubre 07, 2009

El colegio

(Ideas sobre la educacion en mis tiempos, expresadas sin mucha gracia, a riesgo de perder a mis cuatro gatos lectores)


Sorry mamá y monjitas buenas de mundo, porque tal vez ustedes no tienen la culpa. Es el sistema. O las dos cosas juntas (monjitas y sistema) que hacen una dupla tan genialmente mortifera que no se la deseo a nadie. De verdad, a nadie.
¿O soy solo yo?. Seguro alguien va a decir que si le gustó el colegio, tal vez varios mas de los que creo, pero se que algunos tambien cantarán conmigo y el F, al colegio no voy mas...
A ver, quién levanta la mano para responderme, ¿Qué es lo positivo que a alguien se le puede ocurrir que resultará de sentar a 40 niñas en carpetas que forman hileras, en un salón grande, mudas, inmóviles, por periodos que van entre una y una y media horas seguidas?. Cero espacio para la creatividad y para el individualismo. Cero empatía, cero alegria, cero entusiasmo, cero energia bien canalizada. Silencio, solo silencio y oportunidades para las de siempre.
Yo recuerdo que eran solo cinco chicas las que tenian las brillantes respuestas a las preguntas de las profesoras, y lo peor, muchas veces yo tambien tenia las respuestas, pero se quedaban en mi cerebro encajonadas. ¿Por qué? Tal vez por miedo a equivocarme y no ser aceptada, por apatía, por rebeldía o porque simplemente no me sentía parte de esa masa de gente, donde dedicadas educadoras solo tenian memoria para los apellidos (NI SIQUIERA CREO QUE LOS NOMBRES) de estas cinco iluminadas de siempre (que fácil, si ya sabian todo, necesitaban retos mas altos). El resto éramos solo una masa de personitas de pelos atados con cinta negra y bocas que debian permanecer bien cerradas.
Calificativos tenemos muchos: las estudiosas, las nerds, las vivas, las agrandadas. Varias veces he leído o escuchado comentarios como que si pues, yo era la estudiosa, la nerd del salón, pero ahora gano no se cuantos mil dólares e hice una super maestría y tengo un depa regio y soy gerenta y la gente me admira. Y la que se creia viva es ahora madre soltera y no acabó la universidad, o no la piso pero ni de visita, pobre! . Asi que la que no estudió, o tal vez si lo hizo de una forma mas austera, esa esta mal en la vida, esa es necesariamente infeliz? O no tiene exito?. Y encima qué?, osea si tu estudiaste mucho, levantabas la mano a cada rato en el cole, tuviste buenas oportunidades o te las buscaste y las conseguiste, trabajaste duro y tienes plata y eso te hace feliz, chévere contigo, de verdad que bueno por ti, pero...que significa eso realmente? Acaso el éxito es la medida directamente proporcional a como luces o a cuanto dinero tienes en el banco?. Es decir, hacer lo que la sociedad considera lo mejor y lo correcto representa haber ganado, como en los concursos de matemáticas, el primer lugar?... Yo particularmente creo que la vida y la felicidad tienen muchos colores, formas y sabores, exactamente como cada una de las personalidades, fortalezas y debilidades que albergaban esos forzadamente sileciosos salones de clase. Por lo tanto, discrepo también en esa idea que se nos inculcaba en las escuela de esa época de estudiar para ser personas de provecho de un buen nivel social. (Hasta ahora quisiera saber que significa buen nivel social)
Tolerancia y mente abierta, eso nadie lo enseñaba o siquiera lo insinuaba, aunque sea entre lineas. Memoriza, acepta, cree a pie juntillas y llegaras lejos, esa era la consigna .
Yo no puedo decir que sea mejor o peor que nadie, soy yo y eso para mi es suficiente. En mis tiempos de colegio religioso de mujeres fui tal vez, tan insignificante para los estándares del momento, que no se como etiquetarme a mi misma (que asco etiquetarme, soy única, somos unicos!). Ninguna profesora sabía mi nombre, no tenia grupo, no era de las mas bonitas, ni de las estudiosas, ni de las mas feas, ni de las de plata, ni de las misias, no era de las nerds, no de las atléticas (y eso de ser buena o mala en deportes es otro tema). No era nadie que pudiera encajar en algún sitio. Tenia un par de buenas amigas, me gustaban el arte y las letras y no me daba la gana de demostrar que era mejor o peor que nadie. Tal vez alguien lo llame conformismo, yo lo llamo falta de motivación.
Durante los últimos cinco años de la secundaria fue, creo, donde se inicio mi pánico a estar quieta en un lugar cerrado. Odio las ataduras, casi no puedo esperar turnos en lugares llenos de gente porque siento que me ahogo, siento que puedo enloquecer y hablo en serio. En el carro pongo mi mano entre el cinturon y yo, y en el avión, la pongo encima también, lista para desatarlo en cuanto den el aviso. A mi por favor no me amarren, no me repriman!
Y no estoy resentida con nadie de aquella época. Sólo creo que el currículo era pobre, que el memorismo no sirve de mucho en la vida, que pude, que pudimos haber aprendido mas y de esa forma disfrutar mas de la vida, que podíamos haber sido mas escuchados, queridos, confrontados y retados tal vez, que podiamos ser mejores personas, descubriendo el placer de saber no para sacarse 20, no para que la profesora sepa tu nombre, no para llegar a a Universidad en primer puesto y ser grandes jefes (lo cual no es nada malo tampoco) sino para hacer de nuestro mundo un lugar mejor.
Ahora que soy madre creo que cuando uno es pequeño tiene muchisimo potencial y es el momento donde uno aprende el gusto por el saber, por el confrontar ideas con base, donde uno va definiendo sus preferencias, delineando sus tendencias, pero a la vez va aprendiendo a tolerar, a escuchar, a mirar con los ojos bien abiertos, y su cerebro y voluntad son tan moldeables que se pueden cambiar siempre hacia las cosas mejores....en todo eso pienso cuando recuerdo esas largas horas sentada en esa silla fria de mi escuela, tratando de mirar por la ventana y huir con mi mente, porque la lección me parecia aburrida, monótona, porque sabia que a la profesora no le interesaba mi opinión, porque sabia que no podia dudar de lo escuchado, porque ni mombre era Carla Pereyra y no numero 20 y alguien tendria que haberlo notado.

Al colegio no voy mas, para que?, si yo ya se un montón!*
*Linea de "Al colegio no voy mas " de la banda Leusemia.

lunes, agosto 17, 2009

Que nadie te convenza

Te juro que nos queríamos y que nadie trate de convencerte de lo contrario. Erámos uno solo. No me acuerdo la primera vez que lo vi, o tal vez si, un poco. Me acuerdo que se hicieron las cosas como antes, como en nuestra época. Un amigo me dijo que él quería hablarme, o que le gustaba, o las dos cosas, no puedo decirte con seguridad. Asi empezo la historia y ya sabes un poco como acabó, pero que nadie te diga que no nos amamos.
Que nadie te diga que no hubo amor, no me dejes a mi decírtelo siquiera, o en todo caso no me creas cuando te lo diga. No sabes como nos queríamos aunque tal vez lo presientas. Nos queriamos con cada nota de cada canción de ese loco trovador tan viejo, con cada minuto de un dia perfecto de febrero, de diciembre o de mayo.
Como no iba a haber amor en ese dia que bebimos tinto mas de 20 horas sin parar, primero solos, luego con amigos, mas tarde huyendo para buscar mas trago, para encontrarnos en medio de un parque sin nadie alrededor. Asi se hacian las cosas en esos tiempos de los que te hablo, o al menos, asi las hacíamos nosotros cuando las plazas y las calles eran tomadas por asalto por los amores, por la música, por la protesta, por la locura. Ese dia el amor parecia jamás acabarse, se renovaba con cada sorbo de tinto barato, con cada beso que pedia mas pero tenia que conformarse, con cada mirada, entre los dos, entre la gente; con cada roce de manos, de brazos, de piel, con cada risa, con nuestros olores y cada silencio tan lleno de todo en esa vieja casa que algún dia te voy enseñar. Y el amor crecía y nos tomaba como rehenes durante horas, durante días en que los que nuestro mundo éramos solo nosotros. Te lo digo de verdad, no exagero.
Habia tanto amor, no se si tanto que nos volvió insanos.
En un mundo perfecto yo hubiera podido amarlo toda la vida, no se si el a mi, pero lo hubiéramos intentado. Con el podía reirme de veras, cantar de veras, ser yo de veras. Me descubri entera, para el, para mi y para el mundo. Me hubiera gustado que nos veas juntos, riendo, hablando bajito en medio de la gente, hablando fuerte en el silencio de la noche, haciendo planes, haciendo musica, comiendo, durmiendo, éramos uno. Pero un mundo perfecto no existe y cada uno tomo su camino lejos del otro, con esfuerzo, con dolor, en la vida real.
Y en momentos como estos te miro a los ojos y puedo verme a mi misma. Recuerdo quien soy a pesar del tiempo, de los dias, de las noches, de las risas, de las lágrimas, de las cóleras, de los deseos y contratiempos de nuestras vidas. De ese modo vuelvo a él y vuelvo a ti desde el principio. Y lo celebro.

jueves, julio 09, 2009

¡A casa!

Estoy de regreso a casa y conmigo todo mi equipaje. De regreso a casa está mi corazón, mis brazos, que abrazan a mi gente mas querida en el mundo. De regreso a casa, esta la húmedad en las hojas de mi jardín, esperándome para que pueda olerlas, tocarlas y sentir que ya llegué.
No es tan largo el camino a casa, y no necesariamente hay que subir a aviones, aunque confiezo que eso sería todavia mejor que solo alimentar mis sueños.

jueves, febrero 26, 2009

Llegando al límite

“El éxito… se debe a cuánta gente te sonríe, a cuánta gente amas y cuántos admiran tu sinceridad y la sencillez de tu espíritu. Se trata de si te recuerdan cuando te vas. Se refiere a cuánta gente ayudas, a cuánta evitas dañar y si guardas o no rencor en tu corazón. Se trata de que en tus triunfos estén incluidos tus sueños; de si tus logros no hieren a tus semejantes…Es acerca de tu inclusión con otros, no de tu control sobre los demás…No es acerca de cuantos te siguen, si no de cuantos realmente te aman. Se trata del equilibrio de la justicia que conduce al bien tener y al bien estar. Se trata de tu conciencia tranquila, tu dignidad invicta y tu deseo de ser más, no de tener más”.

Hace unos días, hablando de gustos, le decía a alguien que no me gusta decir que “odio” algo porque me parecía que odiar era un sentimiento demasiado fuerte, demasiado negativo para aplicarlo a las personas, peor aún, a las que nunca he visto cara a cara en mi vida (Por ejemplo: Odio a Angelina Jolie porque le quito el esposo a Jennifer…”).
Asimismo, me parece muy duro para calificar cosas, palabras o situaciones (odio la cebolla, odio el trafico, bueno en Lima tal vez si se puede odiar el trafico, odio el frio). Y realmente no tengo problemas con quienes “odian” esas u otras cosas, pero prefiero decir que a mi simplemente no me gustan y trato de no odiar porque creo que de eso ya tenemos bastante en el mundo (sino hay que preguntarles a los judíos y los palestinos, por ejemplo).
Sin embargo y porque soy al fin un ser humano, hay ciertas cosas que rebasan mi actitud positiva y me hacen casi desear pasar al plano de los odios porque producen en mi fastidio, incomodidad , erizada de pelos (bellos?). ..y a veces todo junto y tan fuerte, que hasta puedo inspirarme y escribir sobre el tema.
Por eso y muchas cosas más, he elaborado una lista variada, un poco inexplicable y no exclusiva de cosas que me llevan al límite de mis malos sentimientos, así como una reflexión personal al final de este articulo.
He aquí la lista de “detestables”:
-Los términos, amia, amix, amiguita, amigaza.
-Los pensamientos largos, retorcidos y mal escritos que sirven para nicknames de MSN, facebook, etc. (Ej “Florecita primaveral: Ama cada dia como si fuera el ultimo porque lo mismo que lo das, lo recibes”)
-Los grupos y los fans en Facebook.
-La gente que pone la servilleta de papel aplastada en el plato cuando acaba de comer…más cerca aun del límite, cuando esas personas piden también palito de dientes…y lo usan en mi cara.
-La gente que dice que no toma ron porque lo mejor que han probado es Cancún o Cartavio. ..Sorry!, pero inténtelo con algo con un poco de calidad y luego me dicen...si aun así no les gusta, les creo.
-La gente que cree que es col drogarse…peor cuando son viejos.
-La gente que constantemente dice odio la nieve, a Gianmarco (Ok, a él casi se le puede odiar), los judíos, cuando no los conocen.
-La gente que odia comidas porque encima ponen cara de vomito y dicen ajj porque no es justo para los que si nos parece delicioso, por ejemplo, un buen arroz con leche, escuchar al de al lado decir, que asco!.
-Los gringos que piensan que soy “weird” porque doy muchos besos, porque le rape la cabeza a mi hija para que le crezca el pelo, porque lavaba la ropa con mis manos o porque como entrada, segundo y si puedo postre en mi almuerzo.
****************
Aunque si soy bien franca, en el límite de mi paciencia esta todo lo estructurado, todo lo que es previsible y demasiado perfecto y maquillado, como las guirnaldas para las puertas en los Estados Unidos: verdes en Navidad, de paja en otoño, la bruja en Halloween , últimamente rosadas en San Valentín y las flores en verano. No me gusta cuando la gente juzga sin saber, y no me gusta la gente que no le interesa saber, porque siente que todo lo sabe. Tampoco la gente que habla de trabajar mucho y muy duro sin haberse esforzado de verdad, sin haber creado algo con sus manos o con su cerebro, sin haberse ensuciado las manos para limpiar un toilette, la mierda que no sea la propia o para sacarle el pellejo a un animal que luego será su comida. La gente que no ve mejor mundo que el de lo conocido. O los que piensan que el Perú es una porquería y encima lo dicen cada vez que pueden. No me gustan los muy valientes que no le temen a nada, los que lloran por las puras, ni la gente que toma fotos por cualquier cosa. Pero sobretodo, no me gusta la gente que piensa que me conoce y que quiere juzgarme o calificarme. Para mí la felicidad no es decir que estoy contenta y que la hice linda en Estados Unidos, yo estoy tranquila con vivir de acuerdo a mis leyes, a mis principios, a mis creencias…y a manifestarlo abiertamente, sin ganas de molestar a nadie.
Y a ti, que te lleva al límite?.