lunes, junio 12, 2006

Había una vez en el 2006...

Había una vez, en el año 2006, un montón de gente que aun viviendo en paises tan exóticos como el Perú era muy feliz viendo el mundo entero en la pantalla de sus computadoras. "Entraban" al Internet, donde podían adquirir numerosos y variados conocimientos sobre lo que sea, "bajar" toda clase de canciones y además desplegar múltiples personalidades a través de creativos sobrenombres o "nicks".
Pero tanta belleza tenía un precio. Había que usar el cerebro...si señores, para recordar todas las claves o "passwords" de acceso para páginas, cuentas de correo electrónico y hasta blogs.
¿Pero porque digo todo esto?...Hoy quisé entrar a esta página y no me acordaba de mi nombre. Osea, que soy Carla Pereyra ahora de Soto ni vuelta que darle, pero cual de mis personalidades utilicé para esto?...Bueno, después de un par de intentos (lo juro, doscitos nomás) lo logré y estoy aquí.
Bienaventurados los que entienden el mundo de los sistemas porque de ellos es el ciberespacio.
Ahi les va un cuentito.
Chau

1 comentario:

Gustavo dijo...

Me gustó el cuento de Rita.

Dado que no padezco de MPD (Multiple-Personality disorder) evito problemas de identificación al acceder a una cuenta utilizando siemre el mismo nombre (excepto en Hotmail porque ya lo tenían 50000 personas más) y la misma clave. Así nunca me falla la memoria . . . ¡hasta ahora!
Gustavo