lunes, junio 12, 2006

Corre Rita (Cuento)

Rita lo tiene todo, rita no tiene nada. Camina rápido, casi corre sintiendo su pulso en las orejas, el corazón se sale del pecho, escapando una vez más, huyendo hacia la nada, corre Rita, se apura, se afana, la calle parece interminable.

Hace unos minutos todo era silencio en esa habitación donde Rita prácticamente no existía, él había hecho su festín, como casi todos esos viernes, esos sábados, a veces esos domingos y Rita solo miraba, se disfrazaba, se reía sin sentir.

El le hacia el amor, una vez, otra vez, el era the king of the world, y ella reía, reía como siempre sin sentir nada. Pero pronto él tampoco sentiría.

Rita pasó semanas elaborando el plan que cada día se volvía mas tortuoso, mas complicado y también más emocionante. Era delicioso imaginar su sangre corriendo, su mueca de animal desprevenido...sería todo tan breve y a la vez tan eterno. Luego ella por fin huiría.

Y Rita caminaría rápido con el corazón en las orejas y por ahí encontraría otros brazos y bebería un buen vino tinto y correría y huiría siempre y nadie la culparía. Ella es Rita, es la buena, la bonita, es la reina. Manuel la quiere, es su amigo, la va a cuidar. No importa que ella no sienta nada por él, ella no siente nada por nadie. Rita esta muerta.

Él se ha dormido, y ella ya se puso sus jeans y su camiseta. Tiene el puñal en la mano, tiembla, quiere reírse pero ya no puede, se le han gastado las sonrisas. Ahora siente que su cara es aún mas ridícula que la del imbécil que descansa. Rita se acerca, se esfuerza, transpira, lo duda, lo decide. Se rinde.

Rita lo tiene todo, Rita no tiene nada. Camina rápido, camina sintiendo su pulso en las orejas, el corazón se sale del pecho, escapando una vez, más huyendo hacia la nada, corre Rita, se apura, se afana, la calle parece interminable. Rita tira el puñal en un jardín vacío.

1 comentario:

Gustavo dijo...

Mira el comentario anterior . . .